La policía francesa se manifiesta contra el “odio antipoli” y las agresiones

Más de 350 agentes han resultado heridos en las protestas contra la reforma laboral

Manifestantes contra el “odio antipoli” este miércoles frente a la estación de policía de Estrasburgo.
Manifestantes contra el “odio antipoli” este miércoles frente a la estación de policía de Estrasburgo.FREDERICK FLORIN (AFP)

Miles de policías —7.000 en París y 15.000 en todo el país, según los organizadores— se han manifestado este miércoles en toda Francia para denunciar lo que califican de “odio antipoli”, entre dos jornadas de movilización ciudadana contra la reforma laboral. En dos meses de manifestaciones contra el proyecto de ley del Gobierno socialista, marcadas por los enfrentamientos entre participantes de las marchas y fuerzas de seguridad y en las que se han repetido eslóganes como “todo el mundo odia a la poli”, más de 350 agentes han resultado heridos. El mismo día, a unos cientos de metros de la concentración policial en París, un grupo de contramanifestantes ha prendido fuego a un vehículo de policía en el que circulaban dos agentes, los cuales han salido a tiempo del coche y están levemente heridos.

Más información
Centenares de miles de personas salen a las calles de Francia contra la reforma laboral
Los jóvenes franceses anuncian más protestas pese a las nuevas ayudas del Gobierno
Podemos desembarca en París para apoyar a los indignados franceses

“Basta ya de la violencia contra la policía. Estamos aquí para expresar el hartazgo de la corporación policial y de gendarmes”, ha recordado Philippe Capon, secretario general del sindicato Unsa-Police, desde el escenario montado en la simbólica Plaza de la República, la misma tomada desde hace mes y medio por los indignados del movimiento NuitDebout y a los que se les impidió el paso durante la concentración. “El Estado debe tomar medidas preventivas”, ha indicado a continuación Jean-Claude Delage, secretario general del sindicato policial Alliance, mayoritario y cercano a la derecha. El representante afirmó que se deben evitar los desbordamientos durante las manifestaciones, prohibiendo a los violentos identificados participar en estas.

En un clima de lucha contra el terrorismo, los efectivos de la policía están extremadamente movilizados en todos los frentes”, ha señalado por su parte Isabelle Trouslard, secretaria nacional de Synergie-Officiers, quien ha recordado el estado de cansancio de las fuerzas de seguridad, tras un año marcado por los atentados yihadistas de enero y noviembre y la celebración de la cumbre del clima en diciembre. “Y ahora nos enfrentamos a una minoría de individuos que son cada vez más violentos y que repiten consignas como ‘un policía, una bala’”, ha lamentado.

“Lo que denunciamos también es que no tenemos consignas claras para detener a los violentos antes de que sea demasiado tarde”, ha afirmado por su parte Julien Le Cam, de 35 años, afiliado a Alliance, entre los presentes en la plaza. “Están identificados, los vemos llegar a las estaciones de trenes, agruparse, los controlamos durante las manifestaciones, pero no nos llega ninguna orden de actuar”, ha asegurado. “Los antidisturbios se encuentran de repente frente a un verdadero ejército de violentos, muy bien organizados y entrenados”, ha añadido.

Axel Ronde, secretario general de la sección de la policía en la región de París de la Confederación General de Trabajadores (CGT), confirmaba por su parte la falta de directivas claras e iba más allá en su protesta. “Nos preguntamos si la intención del gobierno no es la de dejar que la violencia deslegitime a este movimiento contra una ley que nosotros, como sindicato, también rechazamos”, ha asegurado.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Después de dos meses de movilización contra la reforma laboral en la que los enfrentamientos se han convertido en habituales, la concentración era la respuesta de los policías a los insultos repetidos en las manifestaciones y las reiteradas denuncias de violencia policial. A los vídeos virales de antidisturbios pegando a manifestantes —parte de los cuales han dado lugar a investigaciones internas de la policía— que circulan por las tardes sociales, los organizadores han respondido con imágenes proyectadas en la plaza de encapuchados tirando proyectiles de todo tipo. Una pancarta de la antena Info’Com (representantes de los sectores de comunicación) de la CGT ha indignado en particular a los agentes. Se trata de una imagen publicada hace un mes en la que se ve un escudo de los antidisturbios y una porra con un suelo manchado de sangre de fondo.

Señal de este clima de tensión, unas 300 personas, que tenían previsto celebrar su propia manifestación contra la violencia policial en la misma plaza y que fue prohibida a última hora por la jefaturía de la policía, estaban presentes en los alrededores de la plaza. Un grupo se ha dirigido hacia una calle adyacente donde una quincena de ellos ha atacado un vehículo de policías al que ha prendido fuego. La fiscalía de París ha abierto una investigación por tentativa de homicidio voluntario.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS