Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un soldado por el asesinato de los dos españoles en Cabo Verde

El supuesto autor de la masacre, de 21 años, mató a un total de 11 personas

Cabo Verde
Cabo Verde:  La policía controla el acceso al lugar donde se encontraron los cadáveres, este martes. EFE

Las autoridades de Cabo Verde han arrestado este miércoles a un soldado como principal sospechoso del asesinado de 11 personas, entre ellas dos españoles, en el cuartel militar en Monte Tchota, según han informado medios locales. El supuesto autor de la masacre, identificado como Manuel António Silva Ribeiro, de 21 años, ha sido detenido en el barrio de Fazenda, en la capital del archipiélago, Praia, a unos 45 minutos del cuartel Monte Tchota.

Antony, disfrazado con una peluca, fue detenido cuando intentaba robarle el coche a un taxista, éste se resistió y con la ayuda de otras personas consiguieron reducir al soldado, sin darle tiempo a utilizar el arma que llevaba, según ha informado Semana.

Según las declaraciones en la noche del martes del ministro de Interior, Paulo Rocha, el tiroteo fue una acción individual por "motivos personales", sin ninguna conexión con el narcotráfico. Además, también descartó toda relación con el terrorismo. Fuentes diplomáticas explicaron que las autoridades caboverdianas han transmitido a la Embajada española en Praia que, desde un primer momento, trabajaban con la hipótesis de que un soldado perturbado abrió fuego

La policía de Cabo Verde halló este martes los 11 cuerpos sin vida en un destacamento militar de la isla de Santiago. Según confirmaron fuentes diplomáticas, dos de las víctimas son españolas: se trata de civiles que trabajaban en labores de mantenimiento en la base. Europa Press ha detallado que los dos son empleados de una filial de la empresa asturiana Duro Felguera en el país africano. Además de los dos españoles, las autoridades hallaron los cadáveres de ocho militares y un civil caboverdianos.

Según las autoridades locales, los dos españoles son Ángelo Martínez Ruiz y David Sánchez Zamarreño. Las autoridades han decretado dos días de luto por la masacre, cuyo móvil aún no se ha establecido, aunque, algunas fuentes señalan que el soldado estaba disgustado con el trabajo que hacía.

Más información