Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El partido del primer ministro europeísta y conservador gana las elecciones en Serbia

Los ultraderechistas radicales de Seselj obtienen el tercer puesto en los comicios anticipados

Aleksandar Vucic, en una rueda de prensa tras conocer los resultados el domingo por la noche en Belgrado.
Aleksandar Vucic, en una rueda de prensa tras conocer los resultados el domingo por la noche en Belgrado. AP

El conservador Partido Progresista Serbio (SNS) del primer ministro, Aleksandar Vucic, ha ganado las elecciones parlamentarias celebradas el domingo. La victoria de Vucic, un europeísta de pasado nacionalista radical, supone un intenso apoyo a su política de reformas para que el país de la antigua Yugoslavia entre en la Unión Europea. El SNS obtuvo el 48,25% de los apoyos y tendrá 131 diputados en el nuevo Parlamento, de 250 escaños, según ha confirmado este lunes la Comisión Electoral.

Vucic, que convocó las elecciones dos años antes con el objetivo de dar impulso a la agenda reformista de cara a su objetivo de entrar en el club europeo en 2020, podrá gobernar en solitario o formar una nueva coalición con diputados de las minorías nacionales o algunos demócratas. Hasta ahora el SNS tenía mayoría absoluta gracias a un acuerdo con los socialistas.

Sus socios, el Partido Socialista de Serbia (SPS), fueron los segundos más votados con un 11,37% de los votos. Los ultranacionalistas de Vojislav Seselj —el Partido Radical Serbio (SRS)— entran en el Parlamento serbio como la tercera formación política, con un 8% de los sufragios. Y esto sólo un mes después de que Seselj fuese absuelto de crímenes contra la humanidad durante la guerra de los Balcanes por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia. Las listas que hicieron campaña con temáticas abiertamente prorrusas han obtenido alrededor de un 15% de los votos.

Medidas de austeridad

Pese a las medidas de austeridad que ha impuesto en sus dos años de Gobierno, Vucic ha logrado obtener un resultado aplastante y es el político más popular del país. Aunque defiende la entrada de Serbia en el club comunitario, el político conservador se ha preocupado también por mantener la buena relación histórica con Rusia.

Los recortes no le han costado el puesto. Tampoco la crisis de los refugiados que, antes de que Serbia y otros países balcánicos cerrasen sus fronteras, provocó más de un conflicto con sus vecinos. Así, Vucic, a quien la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, y el comisario responsable de la ampliación, han felicitado este lunes, seguirá aplicando la misma receta de recortes, a la que sumará también nuevas privatizaciones. Debe también completar las exigencias de Bruselas: sanear y reformar un sector público sobredimensionado, encarar una reforma de la justicia y seguir luchando contra la corrupción.

Más información