Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el ministro de Interior israelí acusado de delitos sexuales

El titular de Interior renuncia después de que varias exempleadas lo hayan denunciado

Silvan Shalom
Silvan Shalom, en una conferencia en Roma la semana pasada. AFP

El viceprimer ministro y titular de Interior, Shilvan Shalom, ha presentado hoy su dimisión tras un creciente escándalo de denuncias de abusos y agresiones sexuales presentadas por varias mujeres que trabajaron a sus órdenes. La renuncia de Shalom, uno de los pilares del partido Likud de Benjamín Netanyahu, obliga al jefe de Gobierno a asumir un nueva cartera, junto con las de Exteriores y Economía, entre otras.

El veterano político israelí, que también renuncia a su escaño en la Knesset, ejerció como jefe de la diplomacia en un anterior Gabinete. Su salida de la escena política no parece que vaya a afectar a la estabilidad de la actual coalición, integrada por cinco partidos conservadores, nacionalistas y religiosos. Shalom anunció al mismo tiempo su retirada de la política para hacer frente a las acusaciones sexuales que planean sobre él.

El diario Haaretz se hizo eco la semana pasada de la denuncia de acoso y abusos sexuales de una antigua empleada del ministro del Interior. Posteriormente otras mujeres hicieron públicas sus acusaciones por delitos sexuales. La primera denunciante dijo que Shalom había abusado de su autoridad para exigirle que practicara sexo oral con él.

“Una victoria de la ley”

La diputada laborista Shelly Yacimovich consideró que la dimisión de Shalom había sido la decisión más adecuada: “Es una victoria para el cumplimiento de la ley y de las normas exigibles a los altos cargo públicos Israelíes”. La presidenta del izquierdista Meretz, Zehava Galon, advirtió de que la renuncia de Shalom no debería cerrar el paso a una investigación policial y de la fiscalía.

En un comunicado difundido esta noche, Shalom se limitó a reivindicar su carrera política y a alegar que renunciaba a sus cargos ante la presión mediática y para no perjudicar a su familia: “Desde hace 23 años he ejercido como servidor público, como diputado y como ministro en varios departamentos, con el objetivo de promover objetivos de interés público y social. Me he hartado ya del acoso que estoy sufriendo junto con mi familia, que me apoya por completo. Pero no estoy dispuesto a seguir pagando ese precio”.

El expresidente de Israel Moshe Katsav dimitió de su cargo en 2007 para ser juzgado después por los delitos de violación, acoso sexual y abuso de poder, por los que fue sentenciado en 2011 a una pena de siete años de cárcel, que cumple en la actualidad.

Más información