Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De Tijuana a San Diego se pasa andando... por encima de la valla

Las ciudades fronterizas inauguran un puente del aertopuerto mexicano a EE UU

Pasar de un lado al otro tiene la ventaja de ahorrar en los billetes domésticos

El puente que comunica los aeropuertos de San Diego y Tijuana por encima de la frontera. Ampliar foto
El puente que comunica los aeropuertos de San Diego y Tijuana por encima de la frontera. AP

Las ciudades de San Diego, en California, y Tijuana, en México, completaron este miércoles un nuevo paso en su estrategia de convertirse en una megarregión económica a pesar de estar separadas por uno de los puntos fronterizos más calientes del planeta. Los primeros pasajeros pudieron este miércoles utilizar el Cross Border Xpress, un puente de 130 metros que conecta el aeropuerto de Tijuana con el lado estadounidense por encima de la valla fronteriza. La imagen no puede ser más simbólica en un momento en que la retórica sobre construir muros con México forma parte de la normalidad del debate de campaña electoral en Estados Unidos.

 

El puente pretende agilizar el tráfico de viajeros entre las dos ciudades. En general, volar desde Tijuana a Ciudad de México sale aproximadamente por la mitad de precio que volar desde Los Ángeles (a dos horas y media en coche) o San Diego. Todo, con la ventaja de pasar los controles fronterizos en lo que casi se puede considerar una garita VIP. El proyecto, de financiación privada, ha costado 120 millones de dólares.

Para poder cruzar por el puente y evitar las congestionadas garitas de Otay y San Ysidro hay que tener un billete de avión para salir de Tijuana en las 24 horas siguientes o que haya llegado a Tijuana en las 4 horas anteriores. Cruzar el puente cuesta 18 dólares por persona y trayecto. El billete se puede comprar online o en la misma terminal.

En California viven 15 millones de personas que se consideran latinas. La mayoría reside en el sur del estado y aproximadamente el 80% son mexicanos. Poder aparcar su coche en San Diego, cruzar andando sin colas y tomar un avión en Tijuana les da acceso a muchos destinos domésticos en México que no son accesibles desde aeropuertos de Estados Unidos y, además, más baratos.

La valla entre San Diego y Tijuana es el punto fronterizo más transitado del mundo, con 30 millones de cruces al año. Ambas ciudades abrazaron hace años la idea de que son una sola región y que, cuanto más fácil sea el paso por la frontera y más integradas estén sus economías, mejor les irá. Se promocionan conjuntamente con el nombre de CaliBaja. En febrero de 2014, en una iniciativa sin precedentes, los consejos de gobierno de ambos ayuntamientos celebraron una sesión conjunta.

Más información