Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El exilio venezolano en Miami ve más cerca el retorno

Unos 1.500 exiliados, reunidos en el restaurante El Arepazo, celebran la contundente derrota del chavismo

El exilio venezolano en Miami, en una foto de archivo
El exilio venezolano en Miami, en una foto de archivo EFE

El exilio venezolano en Miami, que ha experimentado un importante crecimiento en los últimos años, celebró la derrota del chavismo por todo lo alto. Casi 1.500 personas se reunieron en el restaurante El Arepazo, lugar de encuentro de los venezolanos en Florida, para hacer el seguimiento de una intensa e histórica jornada electoral. Aunque la victoria de la oposición parecía clara, el exilio venezolano optó a lo largo de la noche por actuar con cautela, a la espera de alguna reacción del Gobierno de Nicolás Maduro. Cuando el resultado conocido ya era aplastante e irreversible, la alegría se desbordó y los presentes cantaron el himno de Venezuela. “Creo que debió oírse en Caracas”, afirma feliz José Colina, máximo dirigente de la asociación Venezolanos perseguidos políticos en el exilio (Veppex).

Fue una noche apoteósica para todas las personas que durante años han luchado contra el régimen de Hugo Chávez, primero, y de Nicolás Maduro, después. De hecho, el exilio venezolano en Miami reconoce que el resultado electoral ha superado con creces las expectativas suscitadas y lo achaca a que miles de personas que durante años han apoyado al chavismo consideran que ha llegado el momento del cambio.

El exilio venezolano en Miami espera que la Mesa de Unidad Democrática, la coalición de partidos que ha conseguido imponerse al partido de Maduro de forma aplastante, ponga en marcha cuanto antes dos de los principales retos que tiene en la actualidad. Primero, la puesta en libertad de los presos políticos, entre ellos el del líder opositor Leopoldo López, encarcelado tras un proceso salpicado de sospechas. De hecho, Franklin Nieves, fiscal del caso, ha asegurado tras huir de Venezuela que se llegaron a fabricar pruebas contra López. El segundo reto es facilitar la vuelta de las miles de personas que han huido en los últimos años de Venezuela. El primer exilio está vinculado más a razones políticas, mientras que el último a razones económicas. Dado el deterioro del país en los últimos meses, centenares de venezolanos han emigrado, sobre todo a Estados Unidos.

Colina, que lleva más de una década en Miami y es de los que piensa volver cuando sea posible, reconoce que se asombró cuando Nicolás Maduro reconoció sin tapujos ni matices la derrota que había sufrido. El dirigente de Veppex sostiene que el Gobierno venezolano va a intentar ahora corresponsabilizar a la oposición de la situación de caos económico que vive el país, pero que lo importante es que la Mesa de Unidad Democrática pueda actuar. “Hay que hacer los cambios que el país necesita”.