Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primeros bombardeos franceses desde su portaviones contra el ISIS

El presidente Hollande busca apoyos para la coalición global y se ve esta semana con los líderes británico, de EEUU, Alemania, Italia, Rusia y China

El presidente francés, François Hollande
El presidente francés, François Hollande, este lunes en París. Getty

Dispuesto a luchar en todos los frentes contra el ISIS (Estado Islámico), el presidente francés, François Hollande, ha iniciado este lunes una apretada agenda diplomática para sumar aliados al tiempo que el portaviones galo Charles de Gaulle entraba en acción facilitando los bombardeos en Irak. Un ataque, según el Estado Mayor de los Ejércitos, dejó este lunes fuera de combate a un grupo terrorista en Ramadi y otro destruyó un grupo artillero del ISIS que estaba atacando a tropas iraquíes en Mosul.

Francia empezó a bombardear posiciones del ISIS en Irak hace un año. A finales de septiembre pasó a castigarle también en Siria. “Francia actúa en legítima defensa”, alegó entonces Hollande. Cuatro días después de los atentados yihadistas de París del viernes 13, que se cobraron 130 vidas, Francia lanzó ya un ataque aéreo contra el feudo yihadista de Raqa, en Siria. A renglón seguido, puso en marcha el portaviones Charles de Gaulle. Este zarpó el jueves pasado hacia el Mediterráneo oriental y llegó el fin de semana, lo que le ha permitido a París triplicar su potencia de fuego en la zona. “Vamos a golpear lo más duro posible al ISIS y a darle donde más daño hagamos”, insistió este lunes Hollande en una comparecencia pública junto al primer ministro británico, David Cameron.

La reunión con Cameron ha sido el pistoletazo de salida de una intensa semana diplomática que Hollande emprende para sumar fuerzas a una única y fuerte coalición contra el ISIS. El ambiente es más propicio que nunca. Los atentados de París han movilizado a la comunidad internacional en apoyo de Francia y Moscú ha coordinado por vez primera con París sus bombardeos sobre Siria. Lo hizo el pasado martes.

La reunión con Cameron es importante. Francia y Reino Unido son las dos únicas potencias militares europeas con capacidad nuclear y, sobre todo, con capacidad para desplegar fuerzas de combate a gran distancia. Hoy, martes, el presidente francés viaja a Washington para entrevistarse con el presidente estadounidense, Barack Obama. Hollande cena el miércoles en París con la canciller alemana Angela Merkel. Ambos mandatarios coordinarán sus políticas sobre los refugiados, pero también sobre seguridad. El hecho de que al menos dos de los terroristas de París aprovecharan, aparentemente, el flujo masivo migratorio desde Siria para entrar en Europa por Grecia vincula ambos asuntos.

Discrepancias por El Asad

Hollande se verá a primer ahora del jueves en París con el primer ministro italiano, Matteo Renzi, y se entrevistará en Moscú con el presidente ruso, Vladímir Putin, con el que ha tenido un claro acercamiento tras los atentados. La constatación de que uno de sus aviones de línea, el Airbus 321 siniestrado en Egipto el 31 de octubre pasado, fue abatido por el ISIS ha modificado la posición rusa al respecto. Hollande ha insistido en la necesidad de encontrar una solución política en Siria con un Gobierno de unidad en el que no puede estar El Asad, protegido sistemáticamente por Moscú, un punto esencial que distancia a ambos mandatarios.

Finalmente, el domingo, si bien en el marco de la Cumbre del Clima que comienza el día 30, Hollande cena con el presidente chino, Xi Jinping. De esta manera, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, más Alemania e Italia, se mantienen en contacto directo para afrontar esta guerra global.

Más información