Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juncker: “El atentado de París no cambiará el modelo europeo de asilo”

El presidente de la Comisión pide en la cumbre del G20 "no confundir" terroristas y refugiados

Jean-Claude Juncker y Donald Tusk.
Jean-Claude Juncker y Donald Tusk. REUTERS

Los atentados de París marcan desde su inicio la décima cumbre del G20, que ha comenzado este domingo en Antalya (Turquía). El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha incorporado la lucha contra el terrorismo como tema básico de la cena de trabajo que tendrán los líderes de países avanzados y emergentes. El otro asunto que se tratará será la emigración y la crisis de los refugiados. En su comparecencia ante la prensa, previa a la cumbre, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, urgió a no dejarse llevar por “reacciones primarias”, a separar ambos asuntos. “El atentado de París no debe cambiar el modelo europeo de emigración y asilo”, añadió.

Bruselas pugna por poner en marcha un procedimiento para recolocar entre los países de la Unión a los refugiados sirios que han pasado alguna frontera de la UE. Y, al mismo tiempo, ultima una ayuda financiera a Turquía para que retenga a los más de dos millones de personas que huyen de la guerra de Siria y están en su territorio, mientras se evalúan las solicitudes de asilo. “Pero no debemos confundir las distintas categorías de personas que vienen a Europa. Una cosa son los refugiados y los desplazados, y otra los criminales responsables de los atentados”, planteó Juncker.

El presidente de la Comisión abordó así las reacciones suscitadas por el hecho de que la policía francesa encontró un pasaporte sirio cerca del cadáver de uno de los terroristas suicidas. El pasaporte fue registrado el pasado 10 de octubre en la isla griega de Leros, una de las vías de entrada de los refugiados. Las autoridades serbias han añadido que el portador del pasaporte se registró como solicitante de asilo cuatro días de después. Y fuentes de la inteligencia estadounidense, citadas por la cadena CBS, sostienen que el documento es falso. "No es un refugiado, sino alguien que abusó de los procedimientos de emigración”, comentó Juncker.

Seguridad en la "frontera exterior de la UE"

También se le preguntó por las dudas expresadas por dirigentes de Polonia y Eslovaquia sobre la continuidad del plan de reasignación de refugiados. En su blog, el ministro de Asuntos Europeos del nuevo Gobierno conservador polaco, Konrad Szymanski, aseguró tras los atentados que Polonia "no ve ninguna posibilidad de ejecutar los planes previstos por la UE para recolocar a los refugiados". Y, tras exigir más control en la "frontera exterior de la UE", indicó que Polonia debe "retener el control de su propia frontera, así como de las políticas de migración y asilo". En parecidos términos, según la agencia Reuters, se pronunció este sábado el primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico: "Dijimos que había un enorme riesgo para la seguridad vinculado a estos movimientos migratorios. Esperemos que alguna gente abra los ojos ahora" .

“No hay que dejarse llevar por reacciones básicas. Entiendo las dificultades, pero no veo ninguna necesidad de cambiar nuestra perspectiva”, dijo el presidente de la Comisión. Juncker defendió una Europa de “fronteras abiertas”, pero al mismo tiempo asumió que hay que mejorar los controles de seguridad en “la frontera exterior de la Unión Europea”.

Tras compartir palabras de condena al atentado de París, que Juncker pronunció en francés, el presidente del Consejo de la Unión, Donald Tusk, centró su mensaje en las medidas a adoptar contra el Estado Islámico (ISIS en sus siglas en inglés) en Siria. “No fue la oposición moderada la responsable de los ataques en París. Hay que concentrar las acciones en ISIS, son el verdadero enemigo, no la oposición moderada al régimen sirio”, insistió Tusk, en referencia a Turquía (que también ataca a las milicias kurdas), y sobre todo, a Rusia.

"De esta cumbre deberíamos salir con el objetivo común de coordinar nuestros ataques y centrarlos en ISIS", insistió Tusk. “Esta no puede ser otra cumbre más del G20. Las palabras no son suficientes. Hay que actuar”, añadió el presidente del Consejo de la UE, quien aseguró que “no hay ningún foro mejor para afrontar el terrorismo”, que el G20 por su capacidad para lograr acuerdos sobre medidas contra “intercambios financieros sospechosos”.

Más información