Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bélgica pide a sus ciudadanos que no viajen hoy a París

Italia y Marruecos elevan el nivel de seguridad. Angela Merkel reúne a su Gobierno y anuncia una respuesta "conjunta" con Francia

Berlín / Roma / Rabat / Bruselas / Londres

Los Gobiernos de la Unión Europea se han movilizado tras los atentados de París. En Londres, Berlín o Madrid se desarrollan reuniones de urgencia para estudiar un dispositivo especial tras la matanza. Italia ya ha decidido elevar su nivel de seguridad. Portugal ha reforzado la vigilancia en los aeropuertos y en torno a los edificios diplomáticos franceses o relacionados con ese país; y Bélgica, que ha aconsejado a sus ciudadanos no viajar a París, está colaborando con Francia para robustecer los controles fronterizos. Rusia ha fortalecido la seguridad en gran parte de su red de transportes. También Marruecos ha elevado al máximo su nivel de alerta antiterrorista. Estas son las principales reacciones:

Alemania

La canciller alemana, Angela Merkel, ha comparecido este sábado en Berlín para mostrar su solidaridad con París y asegurar que Alemania se unirá a Francia para dar una respuesta “conjunta” y "decidida". “Este ataque contra las libertades no es solo contra París. Es un ataque contra todos nosotros”, dijo. Merkel ha celebrado una reunión extraordinaria con varios miembros de su Gobierno para seguir los acontecimientos. “El pueblo de París está viviendo una pesadilla de violencia, terror y miedo. Nosotros, sus amigos alemanes, lo sentimos con ellos. Lloramos con ellos”, afirmó en una comparecencia ante los medios. “Nuestro modelo de vida y de libertades es más fuerte que el terror”, añadió.

La protesta contra los atentados, convocada hoy a las 13.00 horas frente a la embajada de Francia en Berlín, al lado de la Puerta de Brandeburgo, se pospuso a las 16.00 horas. La policía de Berlín ha reforzado la seguridad en edificios franceses en la capital alemana. 

La policía de Baviera detuvo el pasado 5 de noviembre en la carretera a un hombre procedente de Montenegro armado con metralletas, granadas de mano y varios kilos de explosivos. El ministro del Interior, Thomas de Maizière, aseguró que en el navegador tenía una dirección de París."Ahora se está investigando si eso significa que hay una conexión con los ataques o no", añadió el ministro. Un portavoz de la policía de Montenegro ha señalado que el sospechoso no es musulmán y que no hay elementos que le vinculen con los atentados de París, según informa la agencia France Presse.

Reino Unido

El primer ministro británico, David Cameron, ha presidido una reunión del comité interministerial de emergencia Cobra en la mañana de este sábado, tras la que se ha decidido mantener el nivel de alerta en "severo" (el segundo más alto de la escala, que lleva activo desde verano de 2014). Para subirlo a "crítico", el nivel más alto de la escala de cinco, los servicios de seguridad tendrían que sospechar de un ataque inminente y específico. El primer ministro ha advertido también de que entre las víctimas de París puede haber varias de nacionalidad británica. Cameron reaccionó anoche a los atentados a través de su cuenta de Twitter. “Estoy conmocionado por los sucesos de esta noche en París. Nuestros pensamientos y oraciones están con el pueblo francés. Haremos todo lo que podamos para ayudar”, escribió.

Las comunicaciones por tierra y aire entre Reino Unido y la capital francesa se han visto afectadas. Los trenes de Eurostar y diversas compañías aéreas piden a los pasajeros que acudan con más tiempo de antelación a sus viajes y advierten de la posibilidad de retrasos. La Football Association hablará hoy con su contraparte francesa para decidir si se sigue adelante con el partido amistoso entre Inglaterra y Francia, programado para jugarse el martes en el Estadio Nacional de Francia, que ha sido uno de los escenarios de los ataques. El grupo de rock U2 ha cancelado su concierto en París previsto para esta noche.

Italia

El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, ha hecho público un mensaje en vídeo en el que muestra su “dolor atroz” y su solidaridad con “los hermanos y las hermanas” de Francia, al tiempo que advierte: “Los italianos sabemos que los terroristas no vencerán, que la libertad es más fuerte que la barbarie, que la valentía es más fuerte que el miedo”.

La primera medida del Gobierno italiano, a la espera de que Renzi se reúna por la tarde con los representantes de los principales partidos, ha sido aumentar el nivel de seguridad. Las ciudades de Roma y Milán recibirán especial atención por los distintos cuerpos policiales y el Ejército. Desde hace semanas ya se observaba un incremento de la seguridad por parte de piquetes militares fuertemente armados alrededor del Vaticano, de algunas basílicas y de las principales embajadas. “Siento un dolor atroz”, ha dicho Renzi. “No hay palabras para describir el horror. Querría ofrecer el abrazo de los italianos a nuestros hermanos y hermanas franceses. La amistad de nuestro gobierno al gobierno francés. Han golpeado Francia, pero golpeando Francia han golpeado a la humanidad entera”.

El primer ministro italiano ha advertido: “Están poniendo en discusión lo más precioso que tenemos, nuestra paz, nuestra libertad y nuestra vida. Están atacando nuestro modo de vivir. Esta mañana yo, como otros italianos, hemos vuelto a descubrir la Europa que nuestros padres nos han dejado. Han conocido la guerra y han construido la paz. Todos los italianos sabemos que los terroristas no vencerán, que la libertad es más fuerte que la barbarie, que la valentía es más fuerte que el miedo”.

Unión Europea

El jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, reclamó de madrugada "solidaridad con Francia y los franceses" y se declaró "aterrado e indignado", al igual que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. El presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, condenó los ataques terroristas, "por segunda vez este año" tras los de Charlie Hebdo, y aplaudió la respuesta "rápida, con coraje y responsabilidad" de los parisinos. "Europa sigue unida en la lucha contra el terrorismo y para luchar contra las redes que contribuyen a organizar cosas como esta".

Rusia

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, expresó sus “profundas condolencias” a su colega Francois Hollande. “Esta tragedia es una prueba más de la bárbara esencia del terrorismo, que desafía a la civilización humana”, afirmó el líder en un mensaje divulgado por el Kremlin. “Es evidente que para luchar de forma efectiva contra este mal se requiere la unidad real de los esfuerzos de toda la comunidad internacional”, señaló Putin, que tiene previsto viajar a París a fin de mes para participar en la cumbre del cambio climático. El presidente dijo que Rusia está dispuesta “la más estrecha colaboración” con Francia para investigar los atentados.

A finales de septiembre Moscú inició una operación militar aérea en Siria contra el Estado Islámico y otras fuerzas que considera afines al ISIS. Esta operación ha incrementado los riesgos de terrorismo, sobre todo en relación con la política rusa en el Cáucaso, según opinan analistas que relacionan la intervención rusa con la catástrofe del Airbus 321 estrellado sobre la península del Sinaí el 31 de octubre con 224 personas a bordo. Rusia ha sido amenazada además por representantes del ISIS, quienes han reivindicado el derribo del Airbus 321. Aunque la hipótesis del atentado es aceptada como la más probable, las autoridades rusas no se han pronunciado aún de forma oficial sobre las causas de la catástrofe, aunque han prohibido todos los vuelos a Egipto.

Flores y velas ante la puerta de la Embajada de Francia en Berlín.
Flores y velas ante la puerta de la Embajada de Francia en Berlín. REUTERS

Bélgica

El primer ministro belga, Charles Michel, y el ministro de Exteriores, Didier Reynders, han lanzado duras condenas a la violencia y recordado a las víctimas de los ataques. El nivel de alerta terrorista no se ha modificado en Bélgica por el momento. "La situación dramática en París no tiene por qué tener un impacto directo en Bélgica", ha dicho un portavoz del Ministerio del Interior, aunque en los últimos meses la policía belga ha protagonizado varias operaciones antiyihadistas después de los atentados de enero en París y tras un atentado antisemita en Bruselas en mayo de 2014. Sí se han reforzado los niveles de seguridad en la frontera franco-belga. El Ayuntamiento de Bruselas ha reforzado la seguridad en eventos multitudinarios, incluido el partido Bélgica-España del martes, y el Ejecutivo belga ha recomendado no viajar hoy a París por precaución.

Marruecos

Marruecos elevó al máximo su nivel de alerta antiterrorista a los pocos minutos de conocerse el atentado de París. Horas después fue detenido en el pequeño municipio de Laroui, en la región norteña de Nador, un hombre al que se acusa de planear atentados en Marruecos o en Europa. Un comunicado difundido este sábado por el Ministerio del Interior informa de que el detenido pretendía incorporarse al Estado Islámico y planeaba atentar contra una iglesia.

El rey Mohamed VI envió el viernes un mensaje de condolencia al presidente francés, François Hollande, y otro al primer ministro, Manuel Valls. El monarca ha prometido en nombre del pueblo marroquí todo su apoyo y solidaridad.

Turquía

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, compareció a las pocas horas de los ataques de París para condenarlos y ofrecer sus condolencias. “Turquía sabe bien lo que significa el terrorismo y sus consecuencias”, dijo el mandatario islamista, recordando los recientes atentados en Ankara (102 muertos) y Suruç (34), provocados presuntamente por yihadistas, además de los ataques del grupo armado kurdo PKK. También llamó a un “consenso internacional” para luchar contra el terrorismo: “Hemos llegado a un punto en que ya no bastan las palabras”, dijo. El primer ministro, Ahmet Davutoglu, afirmó que los ataques en Francia “tenían como objetivo no solo los franceses, sino la democracia, la libertad y los valores universales”. “El terrorismo no tiene religión ni patria”, afirmó en un comunicado.

Mañana comienza en la localidad turca de Antalya la reunión de jefes de Estado y de Gobierno del G-20, en la que se espera a dirigentes como el presidente estadounidense, Barack Obama, el presidente ruso, Vladimir Putin, y la canciller alemana, Angela Merkel. El nivel de seguridad ha sido elevado al máximo. Cazas del Ejército turco y patrulleras de la Guardia Costera patrullarán los alrededores. En las últimas semanas se han producido importantes redadas contra células yihadistas y decenas de simpatizantes del Estado Islámico han sido detenidos en todo el país, también en los alrededores de Antalya.

Japón

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, que se encuentra en Estambul para participar en una cumbre turco-japonesa y posteriormente en el G-20, se mostró “conmocionado” por el ataque de París: “Sea cual sea su razón, no permitiremos el terrorismo. Japón trabajará junto a la comunidad internacional para impedir que se repitan ataques terroristas”.

Túnez

Todos los estamentos de la sociedad tunecina han lanzado mensajes de condena de la masacre de ayer en París y de solidaridad con Francia, un país con el que Túnez comparte fuertes lazos históricos y culturales. En un comunicado oficial, el Gobierno tunecino ha recordado que el país magrebí "ya ha conocido acontecimientos terroristas similares", por lo que no escatimará ningún esfuerzo para intensificar su cooperación con Francia. Por su parte, el principal partido islamista tunecino, Ennahda, ha expresado sus condolencias al pueblo francés y a las víctimas, y ha insistido en que el terrorismo "denigra la imagen y todos los principios fundamentales del Islam". Los atentados de ayer en París coincidieron con el último episodio de violencia yihadista: un joven pastor de 16 años fue decapitado en una zona montañosa de la provincia de Sidi Bouzid.

Oriente Próximo

Israel se ha movilizado en pleno Sabbat para condenar los atentados de París. El primer ministro, Benjamín Netanyahu, trasladó sus condolencias al presidente François Hollande, y ordenó a los servicios de inteligencia que presten su máxima colaboración a Francia, donde viven unos 600.000 judíos, la segunda mayor comunidad de la diáspora tras Estados Unidos. “El Estado de Israel está conmocionado por los ataques asesinos que han golpeado las calles de París”, rezaba el comunicado difundido por el Ministerio de Exteriores, que no tiene constancia de que residentes hebreos en París hayan sufrido daños. Las banderas ondean a media asta en todos los edificios oficiales de Israel.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, condenó enérgicamente los atentados de la noche del viernes y se solidarizó con el pueblo francés, al igual que el jefe del Estado egipcio, Abdelfatá al Sisi, quien expresó su confianza en que “el terrorismo no va a debilitar la determinación de los Estados y de los pueblos que desean la paz”.

Desde Amán, el rey Abdala II condenó a su vez el “cobarde acto terrorista de París” y expresó la solidaridad de Jordania, desde cuyas bases parten aviones de la coalición internacional que bombardea al Estado Islámico, al pueblo y el Gobierno de Francia.

Vaticano

Durante la madrugada, el Vaticano hizo público un comunicado de su portavoz, monseñor Federico Lombardi, en el que califica los atentados de París como “un ataque a la paz de toda la humanidad” y pide “una reacción decidida y conjunta” para acabar con “el odio homicida”. Lombardi añade: “Estamos consternados por esta nueva manifestación de violencia terrorista sin sentido que condenamos junto al Papa. Rezamos por las víctimas y los heridos y por todo el pueblo francés”.

Con profunda aflicción en la voz, el papa Francisco ha atendido una llamada de TV2000, la televisión de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI): “No hay posible justificación, ni humana ni religiosa, para estas cosas. Esto no es humano. No lo entiendo. Estoy junto al pueblo francés y la familia de las víctimas, y rezo por todos ellos. Los quiero mucho”. A la pregunta de si los atentados de París tienen que ver con la Tercera Guerra Mundial a la que Jorge Mario Bergoglio se suele referir, ha dicho: “Sí, esto es una parte”.

 

Con información de Luis Doncel, Pablo Guimón, Pablo Ordaz, Claudi Pérez, Pilar Bonet, Francisco Peregil, Andrés Mourenza y Ricard González.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información