Suecia pedirá reubicar a parte de los solicitantes de asilo a los que acoge

"La situación actual no es sostenible", ha explicado el primer ministro

El primer ministro sueco, Stefan Löfven (derecha), junto al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, este miércoles en Estcolmo.
El primer ministro sueco, Stefan Löfven (derecha), junto al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, este miércoles en Estcolmo.REUTERS

Suecia, el principal destino de refugiados en su ruta europea —junto con Alemania—, ha puesto freno a su capacidad de acogida. El primer ministro, el socialdemócrata Stefan Löfven, ha anunciado este miércoles que su país pedirá reubicar a algunos de los demandantes de asilo que llaman a sus puertas en otros países comunitarios. “La situación actual no es sostenible. Suecia no puede acoger a más personas de la forma que solemos hacer, las autoridades y los municipios están en un momento límite”, ha argumentado Löfven respaldado por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, que comparecía junto a él en Estocolmo.

Más información
Una nueva vida en Luxemburgo desde la pesadilla en el Egeo
Luxemburgo acoge a 30 refugiados de 359.000 llegados a Grecia
La UE solo se ha repartido 86 asilados de los 160.000 pactados en septiembre
La UE acuerda el reparto de 120.000 refugiados con cuatro países en contra
La UE creará 100.000 plazas para migrantes en Grecia y los Balcanes

La petición formal se hará a la Comisión Europea este jueves. Consiste en reclamar para sí toda o parte de la cuota de 54.000 refugiados que quedó pendiente de repartir en septiembre, cuando los Estados alcanzaron el inédito acuerdo de redistribuir a 160.000 refugiados por toda Europa. Más allá de Grecia e Italia, los países desde los que ahora están partiendo los primeros extranjeros rumbo a otros Estados, Hungría fue invitada a participar en el programa por los grandes flujos que recibe. Al rechazar sumarse, los 54.000 asilados que debían partir de este país hacia el resto quedaron por adjudicar al país que lo solicitase por sufrir una especial presión de llegadas. Y Suecia, el Estado europeo con más demandantes de asilo per cápita (recibe un 14% de todas las solicitudes en la UE) y probablemente el que cuenta con un sistema más favorable, ha decidido acogerse a esa posibilidad.

Este giro se produce después de que la coalición gubernamental de izquierdas haya pactado con la oposición de derechas un plan para que su sistema de protección sea algo menos atractivo. Entre las propuestas figura sustituir los permisos de residencia permanentes por otros temporales. Para financiar la mayor acogida de refugiados a la que tienen que hacer frente, Suecia también ha anunciado una medida controvertida: reducir a la mitad su ayuda al desarrollo en terceros países y emplear ese dinero para la integración de asilados.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre la firma

Lucía Abellán

La redactora jefa de Internacional de EL PAÍS ha desarrollado casi toda su carrera profesional en este diario. Comenzó en 1999 en la sección de Economía, donde se especializó en mercado laboral y fiscalidad. Entre 2012 y 2018 fue corresponsal en Bruselas y posteriormente corresponsal diplomática adscrita a la sección de España.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS