Hallados los restos del carguero desaparecido en Bahamas

El Faro fue engullido por un huracán hace un mes cuando hacía la ruta entre Jacksonville y Puerto Rico con una tripulación de 33 personas

Imágenes del barco hundido
Imágenes del barco hundido US COAST GUARD (EFE)

La intensa búsqueda del carguero El Faro, hundido hace poco más de un mes cerca de las islas Bahamas, ha dado resultados. Las autoridades de Estados Unidos han confirmado este lunes que los restos del barco hallado el pasado sábado en el fondo del mar corresponden al navío, que fue engullido por el huracán Joaquín cuando hacía la ruta entre Jacksonville y Puerto Rico con una tripulación a bordo de 33 personas, 28 estadounidenses y cinco polacos.

La Junta Nacional de Seguridad del Transporte ha confirmado poco después del mediodía el hallazgo del barco, que se encuentra cerca de la última posición conocida antes de que se produjese el siniestro. La embarcación, con una eslora de 240 metros, está a casi cinco kilómetros de profundidad, según el equipo que ha participado en el rastreo de los restos del barco. Las autoridades estadounidenses precisaron en un comunicado que el barco está íntegro y hundido en posición vertical. Para localizar los restos de El Faro se ha utilizado una sofisticada tecnología sonar que ha permitido identificar sin dudas la embarcación.

Algunas familias de los desaparecidos han emprendido iniciativas legales contra la compañía propietaria del barco por negligencia

Una vez que se ha confirmado que se trata de los restos del carguero hundido, empieza una compleja operación para intentar recopilar información sobre el accidente. La Junta Nacional de Seguridad del Transporte estima que, dependiendo de las condiciones meteorológicas, tardará unas dos semanas en obtener datos que permitan aclarar por qué el barco se dirigió hacia el corazón del huracán cuando ya había indicios de su potencia. El último contacto exterior de la tripulación de El Faro se produjo el 1 de octubre, cuando avisó de que tenía problemas que confiaba en poder superar. Tras esta comunicación, nada más se supo del barco.

Algunas familias de los desaparecidos han emprendido iniciativas legales contra la compañía propietaria del barco, Tote Maritime, por negligencia ya que consideran que El Faro no estaba preparado para navegar en medio de un violento huracán como el Joaquín. La compañía, por su parte, está defendiendo que el barco no tenía en absoluto ningún problema cuando partió desde Estados Unidos con dirección a Puerto Rico.

A finales de septiembre y finales de octubre, el huracán Joaquín llegó a causar olas de 17 metros y vientos que superaron los 200 kilómetros por hora y dejó un rastro de inundaciones en Carolina del Norte y del Sur, donde más de una docena de personas falleció por las inundaciones.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Sobre la firma

Luis Barbero

Es redactor jefe de la unidad de edición de EL PAÍS, donde ha desarrollado toda su carrera profesional. Ha sido delegado en Andalucía, corresponsal en Miami y ha tenido puestos de responsabilidad en distintas secciones del periódico.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS