Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia refuerza su ofensiva aérea sobre Siria

La intensificación de los ataques coincide con un acusado descenso en la actividad de la coalición que lidera EEUU

Guerra en Siria: Ataque ruso en la autopista entre Hama y Alepo
Ataque ruso en la autopista entre Hama y Alepo, este miércoles. REUTERS

Un mes después de iniciada la ofensiva aérea rusa en territorio sirio, Moscú reconoció este miércoles que cuenta con más información de “inteligencia” y, por tanto, ha incrementado sus vuelos y ataques contra objetivos en el país árabe. Según el parte de guerra del general Igor Konashenkov, recogido por la agencia de noticias RIA, solo en 48 horas, la Fuerza Aérea rusa había realizado 71 salidas, llevando a cabo 118 ataques. La ofensiva de Moscú pretende, según ha defendido el Kremlin desde el pasado 30 de septiembre, ayudar al régimen de Bachar el Asad a combatir al Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés).

El refuerzo de las acciones de combate de la aviación rusa en Siria coincide con un descenso bastante acusado de las llevadas a cabo por la coalición liderada por Estados Unidos y que incluye a otros ocho países. Sirva como ejemplo el parte de guerra difundido este miércoles por el Mando Central estadounidense y correspondiente a las operaciones del 27 de octubre: no se registra ningún ataque en territorio sirio por 14 bombardeos sobre armamento, instalaciones y posiciones del ISIS en Irak. Este esquema ofensivo se ha repetido en varias ocasiones en las últimas semanas en las notas del Mando Central norteamericano.

Según apuntó hoy el general ruso Konashenkov, la Fuerza Aérea llevó a cabo durante el último mes un millar de vuelos, alcanzando a “cientos de militantes, decenas de centros de control, almacenes y otras instalaciones terroristas”. La ofensiva llevada a cabo por Moscú durante las pasadas 48 horas golpeó las provincias de Idlib, Homs, Hama, Alepo, Latakia, además de Damasco, donde la aviación no atacó al ISIS sino al Ejército del Islam, una coalición de milicias salafistas que combate al régimen.