Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 4.300 migrantes son rescatados en el Mediterráneo

En 20 operaciones distintas son salvadas 12 lanchas y 8 pesqueros

Una mujer llega el sábado a la isla griega de Lesbos.
Una mujer llega el sábado a la isla griega de Lesbos. AP

La Guardia Costera de Italia informó ayer de que durante la jornada de sábado fueron salvados frente a las costas de Libia 4.343 inmigrantes y que en una de las operaciones de rescate fue recuperado el cadáver de una mujer.

Los inmigrantes, que viajaban a bordo de 12 naves neumáticas y ocho pesqueros, fueron asistidos mediante 20 operaciones de salvamento distintas, coordinadas todas ellas desde la Central Operativa de los Guardacostas, en Roma.

El cadáver de la mujer fue hallado durante el rescate de 379 inmigrantes que viajaban en tres naves neumáticas, informó el cuerpo de Guardacostas en un comunicado.

Según divulgó Frontex —la agencia europea de supervisión de fronteras— a principios de septiembre, desde principios de año y hasta finales de agosto, 106.000 migrantes fueron rescatados en el Mediterráneo, un 6% menos que en las mismas fechas del año anterior en virtud de la apertura de nuevas vías migratorias terrestres, especialmente a través de los Balcanes. La mayoría de los rescates se produjeron más cerca de la costa libia que de las europeas.

Salvamento griego

En el dispositivo participaron medios de la Guardia Costera, como la nave Dattilo y Corsi, la Bourbon Argos de Médicos Sin Fronteras, la Vega de la Marina Militar o la Phoenix de la organización humanitaria maltesa Moas. También colaboraron dos unidades militares pertenecientes al dispositivo comunitario Eunavformed —una alemana y una británica— y medios del programa de salvamento Tritón.

La Guardia Costera italiana subrayó que a estos 4.343 inmigrantes salvados ayer hay que añadirles otras 335 personas asistidas por la nave Siem Pilot en una operación coordinada por Grecia y que desembarcarán próximamente en un puerto italiano.

Italia es uno de los puntos de acceso naturales en el continente europeo para los inmigrantes procedentes de África. El país sufre un aumento considerable de los desembarcos en sus costas durante los meses estivales y el consecuente buen tiempo, que ya se acerca a su fin.

La dimensión de la crisis humanitaria en la zona es de tal envergadura que la Organización Internacional para las Migraciones ha señalado que el Canal de Sicilia, el estrecho del Mediterráneo que separa el norte de África e Italia, es la ruta migratoria más mortal del mundo.