Críticas a Corbyn por su silencio durante el himno nacional

El nuevo líder laborista no cantó el 'God Save The Queen' durante un oficio religioso

Nadie esperaba un aterrizaje tranquilo, pero la agitación que está rodeando la primera semana de Jeremy Corbyn al frente de la oposición laborista en Reino Unido está superando cualquier expectativa. Para muestra, el quiosco de hoy: las primeras páginas de los diarios son un clamor contra un gesto realizado por Corbyn el martes durante la solemne misa celebrada en la catedral de Saint Paul, en conmemoración del 75º aniversario de la Batalla de Inglaterra, en que la aviación británica derrotó a la alemana durante la Segunda Guerra Mundial. El nuevo líder permaneció en silencio mientras el resto de autoridades cantaba el himno nacional.

“Corbyn desaira a la reina y al país”, resumía el conservador The Daily Telegraph. “¿Hay un director de comunicación en la casa?”, se preguntaba el progresista The Independent. La decisión de Corbyn, que se declara republicano aunque asegura que no tiene planes de plantear reformas relativas a la monarquía si llega a primer ministro, ha sido criticada por miembros de las Fuerzas Armadas e incluso desde las filas de su propio partido, evidenciando la divisón que suscita el nuevo líder en sus propias filas.

Más información
Corbyn apoyará la permanencia en la UE “bajo cualquier circunstancia”
Cameron califica a Corbyn de “amenaza a la seguridad”
El laborismo elige a Corbyn y emprende su giro a la izquierda

Su silencio “habrá ofendido y herido a gente”, declaró la diputada laborista Kate Green, en la radio pública. El diputado laborista John Mann ha asegurado en la BBC que está recibiendo cartas de simpatizantes del partido que muestran su malestar ante los primeros días de liderazgo de Corbyn, y que se las hará llegar al nuevo líder. Por su parte, Lisa Nandy, nombrada el lunes portavoz de Política Energética en la oposición, ha dicho que encuentra ofensiva la sugerencia de que la única manera de mostrar respeto por aquellos que sirvieron en la Segunda Guerra Mundial sea cantando "una canción determinada".

El equipo de Corbyn ha publicado un comunicado en el que califica la polémica creada por “los medios mayoritarios” de “degradante” para debate político que la elección de Corbyn ha provocado. El líder de la oposición, añaden, “permaneció en pie y en un respetuoso silencio durante el himno”.

El propio líder de la oposición ha esquivado la polémica en una breve entrevista con una periodista de Sky News. "Quiere ser primer ministro, representando al país en el exterior. ¿De verdad no va a cantar el himno nacional?", preguntó la reportera. "Estuve en en la conmemoración de la Batalla de Inglaterra ayer", respondió Corbyn. "Estuve por respeto a ese impresionante momento de la historia británica. También pensé en mi familia, en mi padre y mi madre que estuvieron en ese momento en Londres. Fue una ceremonia respetuosa y yo permanecí en pie como muestra de respeto". Tampoco respondió con claridad cuando la reportera volvió a formular su pregunta, en dos ocasiones más: "Estaré en muchos eventos, y tomaré parte plenamente en ellos. No veo un problema en eso. El asunto, claramente, es que celebramos un acto en memoria de la Batalla de Inglaterra, yo estuve allí, mostré respeto, y lo mostraré de la manera adecuada en eventos futuros".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Jeremy Corbyn, elegido el sábado por una contundente mayoría nuevo líder del Partido Laborista, se enfrenta el mediodía del miércoles a su primera gran prueba parlamentaria: la sesión semanal de preguntas al primer ministro.

Sobre la firma

Pablo Guimón

Es el redactor jefe de la sección de Sociedad. Ha sido corresponsal en Washington y en Londres, plazas en las que cubrió los últimos años de la presidencia de Trump, así como el referéndum y la sacudida del Brexit. Antes estuvo al frente de la sección de Madrid, de El País Semanal, y fue jefe de sección de Cultura y del suplemento Tentaciones.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS