Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania se prepara para un récord en peticiones de asilo

La oficina de migración prevé 800.000 peticiones de asilo este año, el cuádruple que en 2014

Refugiados en un pabellón deportivo al sur de Alemania, el 11 de agosto.
Refugiados en un pabellón deportivo al sur de Alemania, el 11 de agosto. AFP

La Oficina Federal de Migración y Refugiados alemana calcula que unas 800.000 personas solicitarán asilo en el país durante este año, una cifra que cuadruplica la de 2014. La bonanza económica, sobre todo, y la atracción de las comunidades de compatriotas ya asentados en décadas pasadas convierten a la primera potencia económica de Europa en un imán para los sin papeles. La canciller Angela Merkel ha advertido de que la crisis migratoria es el mayor desafío al que se enfrenta Europa, por delante de la crisis de Grecia.

Alemania tiene tradición como país de acogida y goza de una reputación que la ha convertido en una especie de tierra prometida para cientos de miles de personas que huyen de sus países. La última estimación presentada por el ministro del Interior, Thomas de Mazière, indica que alrededor de 800.000 personas solicitarán asilo en Alemania en 2015. Es el doble de las peticiones recibidas en 1992, en el auge de la crisis de los Balcanes.

“Estamos ante un nuevo desafío que tenemos que abordar afrontando nuevos caminos”, dijo el titular de Interior. “Este año podemos y debemos afrontar este reto, pero a la larga será demasiado”, añadió De Mazière, que sugirió la posibilidad de volver a cerrar las fronteras alemanas, si el resto de Europa rechaza compartir la responsabilidad de acogida.

La llegada masiva de refugiados a Alemania ha disparado las alarmas tanto de las autoridades como de las ONG, que creen que el alto número de peticionarios de asilo puede convertirse en una bomba en el tiempo y despertar el odio xenófobo, en un país donde la violencia racista es latente.

La crisis migratoria también preocupa a la canciller Merkel, que declaró durante una entrevista emitida el domingo pasado por la cadena pública de televisión ZDF que el problema de los refugiados podría convertirse en el mayor desafío para Europa. “El tema del asilo preocupa mucho más a Europa que el tema de Grecia y la estabilidad del euro”, dijo. “La perspectiva europea del tema del asilo podría constituir el próximo gran proyecto europeo en el que demostremos si realmente somos capaces de actuar en común”, añadió la canciller.

Origen, Siria y los Balcanes

En los primeros siete meses del año, más de 200.000 personas llegaron al país en busca de asilo, ligeramente por encima del número de personas que pidieron asilo en todo 2014. La mayoría de los solicitantes (42.000) procede de Siria, devastada por una guerra civil. Le siguen como lugares de origen de más demandantes Kosovo (con 30.000 solicitantes), Albania (29.400) y Serbia (11.600). Según el Ministerio del Interior, un 40% de las peticiones de asilo registradas este año son de personas que vienen de los países balcánicos, una región que a finales del siglo pasado dejó atrás la violencia fratricida.

Gracias al artículo 16 de la Ley Fundamental alemana, que recoge que los perseguidos políticos gozan del derecho de asilo, casi un 100% de los peticionarios sirios han recibido el ansiado estatus de refugiado. Las autoridades han rechazado, sin embargo, prácticamente el 100% de las peticiones de los solicitantes originarios de los países balcánicos.

“Es inaceptable que un 40% de los peticionarios de asilo provenga de los países balcánicos”, dijo el ministro De Maziére, que calificó el fenómeno como una “vergüenza para Europa”.

La llegada masiva de peticionarios de asilo, según Günter Burkhardt, director de Pro Asyl, tiene una explicación humana que no está motivada por las expectativas económicas que ofrece la primera potencia económica de Europa. “La gente llega a este país porque sabe que aquí pueden encontrar a muchos compatriotas. Ellos buscan a su propia comunidad”, dice. “Lo mismo sucede con los peticionarios provenientes de los Balcanes. Alemania recibió muchos gastarbeiter [trabajadores invitados] de la ex Yugoslavia, una realidad que se convierte en un poderoso imán para los serbios y kosovares”.

A esta conclusión llegó la Oficina Federal de Migración y Refugiados que publicó un estudio en 2013 donde intenta detallar las causas por las cuales se ha convertido en la tierra prometida. “Más de un tercio de los peticionarios de asilo llegan a Alemania atraídos por sus relaciones familiares”, señala. “También en Alemania se ha formado comunidades de afganos, sirios, iraquíes, iraníes y paquistaníes, que huyeron de las guerras que se desataron en sus respectivos países. Berlín ejerce una atracción especial para vietnamitas, rusos y serbios, mientras que Hamburgo atrae a los afganos y Múnich, a iraquíes y sirios”.

El Papa pide misericordia ante el drama de la inmigración

MARÍA SALAS ORAÁ

El papa Francisco ha pedido responder con misericordia a las tragedias migratorias y ha llamado la atención sobre "la dramática situación" que viven quienes se ven forzados a abandonar su lugar de origen. Lo ha hecho este jueves al anunciar la Jornada Mundial del Emigrante y el Refugiado, que celebrará el 17 de enero.

Se trata de una jornada que el Vaticano estima necesaria por el “riesgo evidente” de que los migrantes “caigan en el olvido”. Francisco ve en la celebración una ocasión para llamar la atención sobre los emigrantes, pero espera que “no se limite solo a esta fecha”.

Jorge Bergoglio ya había pedido antes una mayor implicación a la comunidad internacional para evitar que siga muriendo gente mientras intenta alcanzar un futuro mejor. Pero esta vez ha llamado de manera concreta a los cristianos, a quienes ha pedido no olvidar a las víctimas y reflexionar sobre las obras de misericordia, entre ellas, la acogida de los inmigrantes sin papeles.

Más información