Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Alejandra Negrete, yo te nombro”

Amigos, compañeros de trabajo y organizaciones de la sociedad civil piden justicia para los cinco jóvenes asesinados en DF

Acto de protesta por el asesinato de los cinco jóvenes
Acto de protesta por el asesinato de los cinco jóvenes REUTERS

Al benemérito Benito Juárez. La Patria. A los pies del monumento al primer y hasta el día de hoy único presidente mexicano de origen indígena, un cartel negro sujeto a la cabeza de un águila con una cuerda de margaritas moradas, recordaba otros cinco nombres: Alejandra Negrete, Mile Virginia Martín, Nadia Vera Rubén Espinosa y Yesenia Quiroz. Las cinco personas asesinadas el 31 de julio en apartamento del DF fueron homenajeadas este sábado por amigos, compañeros de trabajo y organizaciones de la sociedad civil, que pidieron justicia para un crimen cuyos motivos, una semana después, aún no están claros.

Sobre el improvisado escenario protegido por los brazos del hemiciclo blanco en honor al político oaxaqueño, fueron pasando los portavoces de distintos grupos de apoyo. “Ella era trabajadora del hogar, del Estado de México, tenía 40 años y era mamá, y creemos que su muerte no es incidental o colateral, sino una parte de la violencia de género que permite la violencia reiterada contra las mujeres en este país. Olivia Alejandra Negrete, yo te nombro”, dijo la representante del Centro de Apoyo y Capacitación para empleadas del Hogar.

Negrete entró a trabajar a las nueve de la mañana de aquel viernes. Su cadáver, junto al de las otras cuatro personas, fue encontrado por la tarde con una bala en la cabeza.

La Fiscalía del DF mantiene abiertas tres líneas de investigación, no excluyentes entre sí: el feminicidio, el robo y el asesinato político. Dos de las víctimas, el fotorreportero Rubén Espinosa, de 31 años, y Nadia Vera, de 32, promotora cultural y activista del movimiento estudiantil, habían huido hacía pocos meses del Estado de Veracruz, letal para el ejercicio de la prensa, denunciado amenazas por su actividad profesional y política.

“Nadia y Rubén eran dos conocidos disidentes de la política de Javier Duarte [gobernador de Veracruz] y habían advertido en programas de televisión que si algo les ocurría responsabilizaban directamente el Gobernador. Este crimen, que la fiscalía está intentando encubrir, ha roto el refugio que suponía la Ciudad de México, que era un faro político para el país”, apuntó el periodista mexicano Témoris Grecko.

Veracruz es el Estado más peligroso para la libertad de prensa. En los cuatro años que lleva en el cargo el controvertido Javier Duarte, han matado a 15 periodistas. Organismos internacionales y ONG en defensa de los derechos humanos están exigiendo desde el arranque del caso una investigación a fondo para esclarecer el posible móvil político.

La policía ha detenido ya a un primer sospechoso, que ha admitido el robo en el apartamento pero no los asesinatos. Unas imágenes de videovigilancia difundidas por las autoridades capitalinas muestran a los supuestos tres asesinos saliendo del edificio a las tres de la tarde del viernes. Uno de ellos es el primer arrestado, que ha sido identificado por sus huellas en el apartamento. Espinosa mandó el último mensaje a un amigo a las 14.13, por lo que los crímenes tuvieron que suceder en menos de una hora.

Mile Virginia Martín, de 31 años y nacionalidad colombiana, fue recordada por un grupo de compatriotas que criticaron el tratamiento que parte de la prensa mexicana está dando al caso y en especial a la figura de Virgina Martin. “Hemos visto como se difundían imágenes que no eran de ella. Se ha informado tendenciosamente y con un tratamiento discriminatorio que ha provocado mucho sufrimiento. Los estereotipos no son relevantes para el caso”.

La joven colombiana era estilista y modelo según afirmó un familiar en una entrevista. La maraña de información, que como un goteo ha ido filtrándose desde el comienzo de la instrucción del caso, le ha colocado distintos nombres –Nicole, Simone, profesiones –edecán, escort y detalles sobre su muerte –según fuentes extraoficiales habría sido violada y vejada sexualmente.