Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asesinado un periodista en Brasil mientras emitía su programa de radio

Dos de los asesinos de Gledyson Carvalho son detenidos por la policía

Imagen obtenida del perfil de Facebook de Gleydson Carvalho.
Imagen obtenida del perfil de Facebook de Gleydson Carvalho.

Gledyson Carvalho conducía su programa de radio en una emisora local de Camocim (Estado de Ceará, nordeste de Brasil) cuando dos personas entraron en el estudio y lo mataron a tiros. Los asesinos, que se habían hecho pasar por anunciantes para entrar en el edificio le dispararon tres veces y huyeron, según fuentes policiales. Carvalho fue trasladado aún con vida al hospital pero murió durante el trayecto. De acuerdo con los medios brasileños, la radio emitía programación musical cuando los desconocidos atacaron al locutor.

Carvalho, conocido en la zona como Amigão (amigo), hacía denuncias frecuentes de casos de corrupción. "Decía en directo que era amenazado y que no tenía ningún miedo", ha contado al portal G1 un técnico de sonido que trabajaba en la emisora en ese momento. "Yo siempre le pedía que no actuase así". El Gobierno de Camocim ha lamentado la pérdida de “una de las voces más importantes de la región de una forma trágica y banal”. 

El asesinato, ocurrido este jueves, ha conmocionado una vez más a Brasil, considerado el tercer país más peligroso de América Latina para ejercer el periodismo, solo por detrás de México y Colombia, según el último informe de la organización internacional Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Dos de los sospechosos de planear al crimen fueron detenidos el viernes por la policía, que persigue también a los dos sospechosos de ejecutarlo. “Detuvimos a dos personas en una vivienda en la que encontramos las armas y la ropa utilizada por los pistoleros, así como una fotografía del periodista, y ya solicitamos la detención de los otros dos”, dijo a Efe el comisario de Camocim, Herbert Ponte e Silva.

Según el comisario, los detenidos ya han revelado detalles sobre cómo fue planeado y ejecutado el crimen. “Ahora vamos detrás de los dos pistoleros, que huyeron hacia una región boscosa sin armas, sin transporte y descalzos”, agregó el comisario.

Violencia contra los periodistas

En mayo, la violencia contra los periodistas se cobró su última víctima: Djalma Santos da Conceição, que también trabajaba en una emisora de radio, la comunitaria RCA FM, en Conceição da Feira (Bahía, nordeste del país). El reportero de 54 años investigaba el asesinato de una joven y había recibido amenazas. Tantas, que usaba chaleco antibalas en su día a día, según la revista brasileña Época. Su cadáver presentaba señales de tortura.

El mismo mes, en Minas Gerais (sudeste de Brasil) fue asesinado el bloguero brasileño Evany José Metzker, de 67 años. En su blog, llamado Coruja do Vale (Lechuza del Valle) publicaba desde crónicas culturales a sucesos y denuncias de corrupción local. La policía halló su cuerpo, decapitado, en las inmediaciones de Padre Paraíso, una localidad de 19.000 habitantes. Llevaba ocho días desaparecido y el sindicato de periodistas del Estado apuntó a un posible vínculo de su asesinato con una investigación sobre redes de prostitución de menores.

En marzo, dos hombres tirotearon al periodista radiofónico Gerardo Ceferino Servian Coronel en Ponta Porã, una pequeña ciudad en la frontera de Brasil con Paraguay. Servian había trabajado en varias emisoras locales y presentaba un programa de noticias en una radio comunitaria desde principios de año.

Entre enero de 2000 y diciembre de 2014, 38 periodistas murieron en Brasil en sucesos relacionados con el ejercicio de su profesión, según el informe de RSF. Muchos investigaban crimen organizado, violaciones de derechos humanos y casos de corrupción.