Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tsipras amenaza a los rebeldes con elecciones

El primer ministro griego no tiene una mayoría para aprobar las reformas que impone la UE

Tsipras, en su entrevista de radio.
Tsipras, en su entrevista de radio. AP

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, explicó este miércoles en una entrevista con la radio Sto Kokkino que está dispuesto a convocar elecciones generales para aprobar las reformas que le exige Europa para un tercer rescate de Grecia. Tsipras, que lleva en el poder solo seis meses, aseguró que él es “el último interesado” en volver a las urnas. Sin embargo, en las votaciones del 15 y 22 de julio sobre las medidas de austeridad que le impone Bruselas perdió el apoyo de 30 de los 149 diputados de su partido, Syriza, por lo que ni siquiera con los 13 parlamentarios de su socio Anel llegaría a las 151 voces necesarias para legislar un Parlamento de 300.

“Si no tenemos mayoría, estaremos obligados a unas elecciones”, sostuvo Tsipras en la entrevista. Dentro de su formación, muchos recibieron la declaración como una amenaza a los díscolos, que probablemente serían excluidos de las listas en unas eventuales elecciones en las que Syriza vuelve a partir como favorito en virtud del hundimiento de la oposición.

La próxima oportunidad que tiene Tsipras para medir sus fuerzas llegará en los próximos días, cuando el Parlamento vote un nuevo apartado del programa de reformas que los acreedores exigen para un rescate de tres años.

Reestructuración "inevitable"

En un gesto simbólico, los responsables de las instituciones a las que Grecia debe dinero —la UE, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional— están estos días en Atenas para discutir cómo regular el nuevo plan de ayudas, de unos 82.000 millones de euros. Los acreedores no habían pisado el país durante el Gobierno del antecesor de Tsipras, el conservador Andonis Samaras.

Mientras, la directora general del FMI, Christine Lagarde, insistió en que la reestructuración de la deuda griega es "inevitable" y "necesaria", además de que debe ser "significativa". Recuerdó que ya hubo una en 2012, pero que es solo una de las cuatro patas del programa de reformas al que debe hacer frente Atenas. Contó que recibió una carta de las autoridades griegas invitando a los técnicos del FMI a ir al país para empezar a discutir el programa. "Yo también he estado algo en política. Hay muchas cosas que se dicen pero lo importante es lo que se hace". En este sentido dijo que los dirigentes políticos en Grecia deben demostrar ahora "determinación" en sus propuestas y al aplicarlas, para que así el programa de reformas que se acuerde tenga éxito y ayude a recuperar la estabilidad económica.