Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Túnez retoma la pena de muerte para combatir el yihadismo

El Parlamento aprueba una ley antiterrorista más dura tras los últimos atentados

Diputados tunecinos en la votación.
Diputados tunecinos en la votación. AFP

La Asamblea de Representantes del Pueblo de Túnez aprobó la noche del viernes el proyecto de ley contra el terrorismo y el blanqueo de dinero por 174 votos a favor y 10 abstenciones. Los 184 parlamentarios presentes en el hemiciclo, de un total de 217 escaños, aceptaron la nueva ley antiterrorista pasada la medianoche y tras tres días de largos e intensos debates.

Las asociaciones de defensa de los Derechos Humanos nacionales e internacionales han expresado su preocupación porque la Ley abre la posibilidad de la aplicación de la pena de muerte, suspendida en el país desde 1991. La nueva Ley prevé en tres de sus artículos aplicar la pena capital a “asesinos de personas que gocen de protección internacional, a autores de tomas de rehenes o de secuestros con muerte, así como a autores de violaciones enmarcados en un crimen terrorista”.

La nueva ley sustituye a la de 2003 que fue muy criticada por servir al antiguo régimen del presidente Zine el Abidine Ben Alí para reprimir a la oposición en general y a los islamistas del movimiento Al Nahda en especial.

Esta norma entra en vigor en un momento en el que el país aplica el estado de emergencia tras los atentados del museo del Bardo y de un hotel de Susa, que costaron la vida a 59 turistas extranjeros.

Túnez, que es uno de los principales exportadores de jóvenes yihadistas a los conflictos de Siria, Irak y Libia, mantiene en varios frentes su lucha contra las redes extremistas, en las regiones fronterizas con Argelia y Libia, de Yenduba, El Kef, Kaserín y Medenín.