Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Grecia trata de recobrar el pulso económico al reabrir los bancos

Tras tres semanas de cierre por el corralito las oficinas bancarias vuelven a funcionar Los controles

La reapertura de los bancos en Grecia después de tres semanas de cierre por el corralito y la aplicación efectiva del nuevo IVA, con notables subidas en transporte, alimentación y restauración, marcan el inicio de una semana en la que el paréntesis festivo —y una oleada de incendios por todo el país— ha contribuido a desviar el foco de atención de la primera crisis de Gobierno de Alexis Tsipras, que el viernes remodeló su Gabinete tras la rebelión abierta en Syriza, su partido, por el acuerdo firmado con los socios para negociar un tercer rescate.

Aunque seguirán vigentes los controles de capital, con límites a la retirada de efectivo idénticos —60 euros por persona y cuenta al día, ahora acumulables hasta 420 por semana—, la reapertura de los bancos insuflará algo de normalidad a una economía al ralentí: pérdidas estimadas en unos 3.000 millones de euros, entre 1.800 millones de importaciones paralizadas, 240 millones en exportaciones y alrededor de 600 millones en el pequeño y mediano comercio, que ha visto disminuir en un 70% su volumen de negocio pese al inicio, esta semana pasada, del periodo de rebajas. Además, según la Cámara de Comercio e Industria ateniense, en este periodo ha quedado en suspenso un total de 6.000 millones de euros en transacciones comerciales, con 4.500 contenedores de materias primas y manufacturas retenidos en las aduanas.

En la reapertura de los bancos, posible gracias al incremento en 900 millones de la línea de emergencia del Banco Central Europeo (BCE), los clientes podrán acceder a sus depósitos y a sus cajas fuertes (dos bancos han establecido un sistema de cita previa telefónica), así como a las habituales operaciones en ventanilla, como el pago de recibos, cuotas y créditos. Los clientes también podrán cobrar cheques, incluso los que vencieron durante el cierre. Se trata de operaciones que pueden reanimar la exánime situación de los pequeños comercios, muchos de los cuales sólo han operado en efectivo para minimizar el impacto del corralito.

Luka Katseli, presidenta de la Unión de Bancos de Grecia, en declaraciones a un canal privado de televisón, hizo ayer un llamamiento a la cordura de los griegos, instándoles a ingresar en las entidades todo el dinero acumulado en las casas “para, aumentando su liquidez, ayudar a la economía griega”. La patronal bancaria estima en 50.000 millones de euros el volumen de depósitos que han salido de los bancos desde diciembre, la mayoría de los cuales se encuentran en el país.

Gracias también al crédito puente de 7.000 millones de euros otorgado la semana pasada por el Eurogrupo, las autoridades griegas podrán satisfacer la devolución de 3.500 millones, más 700 de intereses, al BCE, un plazo que vence hoy. Grecia tiene pendiente el pago al Fondo Monetario Internacional de 1.500 millones, en mora desde el pasado 30 de junio.

En lo que se considera una demostración de la seriedad del compromiso de Atenas con sus socios, hoy entra en vigor el nuevo IVA aprobado el miércoles, cuyo incremento, sobre todo en gastos básicos, se evalúa en alrededor de 700 euros anuales por hogar. Con considerables subidas en el llamado IVA turístico (hoteles) y restauración (10 puntos más), los tres tipos quedan así: el reducido (6%) se aplicará a medicamentos, libros y teatro; el intermedio (13%), a los alimentos frescos, los hoteles, la factura de la luz y el agua, y el superior (23%), al resto, incluidos algunos alimentos procesados y la restauración, que en 2013 bajó del 23% al 13% para fomentar el consumo y estimular el turismo.

La exención del IVA especial de las islas se aplicará en octubre, una vez acabada la temporada turística en curso con el objeto de no dañar una de las fuentes de ingresos más importantes.

Más información