Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Datos clave del sur de Estados Unidos

Un repaso al legado esclavista, la evolución de la situación de los negros, la distribución demográfica y las preferencias políticas

Tiroteo en Charleston
Miles de personas en un homenaje en un puente de Charleston. AFP

A raíz de la matanza, el miércoles pasado, de nueve fieles negros por disparos de un joven blanco en una iglesia de Charleston (Carolina del Sur), repasamos algunos de los datos clave del sur de Estados Unidos:

La era esclavista

El puerto de Charleston recibió hasta el 40% de los esclavos, que llegaron por primera vez a EE UU procedentes de África en el siglo XVII. Los esclavos, que trabajaban en campos agrícolas y construían residencias para blancos, fueron durante casi 200 años el motor económico del sur. Hasta 1865, cuando la victoria en la Guerra Civil de los Estados unionistas del norte frente a los secesionistas del sur.

El fin de la esclavitud 

Tras el fin de la guerra, cuatro millones de esclavos fueron liberados, aunque tardarían un siglo en adquirir plenos derechos. Los lograron gracias al movimiento de los derechos civiles, que se inició en el sur y cogió impulso tras un atentado racista en 1963 a una iglesia negra en Alabama, en que murieron cuatro niñas.

La realidad actual

Medio siglo después, la disparidad económica y social entre blancos y negros no ha desaparecido. Tampoco los ataques de odio a afroamericanos. Ni las denuncias de discriminación racial, como evidencian las protestas en el último año (una de ellas en abril en el norte de Charleston) por las muertes de negros desarmados a manos de la policía.

La distribución demográfica

Un 12% de la población de EE UU es negra, según los últimos datos. En el sur, es el 57%, el nivel más alto desde 1960 pero aún lejos del 90% de principios del siglo pasado. Tres cuartas partes del incremento de población negra en EE UU entre 2000 y 2010 ocurrió en el sur. Atlanta, por ejemplo, ha superado a Chicago como la segunda área metropolitana más negra de EE UU.

El viraje demográfico

La transformación demográfica en Estados como Virginia y Carolina del Norte ha beneficiado en los últimos años al Partido Demócrata por el auge del llamado Nuevo Sur: más urbano, más negro y latino, con más jóvenes blancos muy cualificados. Y amenaza con hacerlo en otros, como Georgia o Texas.

Nueve de los 10 Estados con un mayor incremento de población latina están en el sur y los hispanos tienden a votar demócrata. No parece casual que los demócratas sobrevivan parcialmente en Florida y Virginia, donde son mayoría los nacidos fuera de ese Estado.

Datos clave del sur de Estados Unidos pulsa en la foto

Las preferencias políticas

Desde el fin oficial de la segregación racial en 1964, el viejo sur esclavista es un feudo del Partido Republicano: apela a votantes blancos, conservadores y rurales.

Ese dominio se amplió tras las elecciones legislativas y a gobernador el pasado noviembre. Con la excepción de un senador en Florida, los demócratas no controlan ni un solo puesto de gobernador, mayoría de un Parlamento y escaño de senador en el Sur Profundo: los siete viejos Estados de la Confederación que se escindieron de la Unión en la antesala de la Guerra Civil (1861-1865).

Y si se excluye Virginia, el panorama es igual de desolador en los otros cuatro Estados de la Confederación -en la franja alta del sur- que participaron en la guerra.

La evolución política

La hegemonía conservadora en el sur de EE UU es la culminación de un viraje paulatino, fruto de cambios políticos y sociales. El detonante fue la aprobación en 1964 de la ley del fin de la segregación racial, impulsada por un presidente sureño, el demócrata Lyndon Johnson. En ese momento, el Sur era un sólido feudo del Partido Demócrata: controlaba casi el 100% de los parlamentos, oficinas de gobernadores y escaños de senadores nacionales.

En 1990, el peso cayó al 80%, según datos analizados por el diario The New York Times que excluyen Florida y Virginia. En 2010, al 40%. Y ahora es el 0%.

La impopularidad de Obama

En las elecciones presidenciales de 2008, el demócrata Barack Obama solo ganó en tres Estados del Sur: Carolina del Norte, Virginia y Florida. Cuatro años después, repitió en los dos últimos. En 2012, obtuvo un 17% de los votos blancos en el Sur Profundo, según datos del centro demoscópico Pew.

Las cifras de Obama en 2008 en el sur fueron peores que las del demócrata John Kerry en los comicios de 2004, lo que sugiere que el factor racial influye. En las elecciones presidenciales en algunos Estados sureños, la ventaja republicana entre los votantes blancos es de nueve por cada uno, según los datos citados por el rotativo. Es un nivel de lealtad similar al de los negros con los demócratas, pero su participación electoral tiende a ser menor que la de los blancos.

Más información