Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tsipras estrecha lazos económicos con Putin en San Petersburgo

Un viceministro ruso asegura que el primer ministro griego no busca ayuda porque Moscú "no tiene recursos"

Alexis Tsipras
Alexis Tsipras, este jueves en San Petersburgo. REUTERS

El mismo día en que se decidía el futuro de Grecia en la eurozona en la reunión de los ministros de Economía, el primer ministro Alexis Tsipras llegó a San Petersburgo en una visita oficial programada desde el mes de abril, la segunda que realiza a Rusia en menos de tres meses. Acompañado de su ministro de Energía, Panayotis Lafazanis, el jefe de Gobierno ha viajado a la capital imperial para participar en el Foro Económico Internacional, el mayor encuentro empresarial ruso y al que acuden numerosas compañías occidentales pese a las sanciones vigentes contra el Kremlin.

Pero la feria económica no parece ser el principal motivo del viaje de Tsipras, que este viernes mantendrá “una reunión de trabajo” con el presidente ruso, Vladímir Putin. Dos asuntos capitales, la colaboración energética y, previsiblemente, la participación de Grecia en el banco de desarrollo de los BRICS, al que fue invitado por el Kremlin, nuclean la agenda de trabajo de su visita.

Tsipras ha asistido a la reunión de Lafazanis, uno de los superministros económicos de su Gobierno, con el responsable de la compañía estatal de energía Gazprom, Alexei Miller. Ambos países firmarán en el foro un acuerdo sobre la extensión a Grecia del gasoducto TurkStream, sobre cuyo trazado se han cernido las dudas en las últimas semanas tras la propuesta eslovaca de orillar a Grecia en previsión de un posible colapso económico heleno.

“Queremos desarrollar nuestras buenas relaciones y tendremos la oportunidad de firmar un acuerdo político entre Rusia y Grecia para apoyar un gasoducto en nuestro territorio”, dijo Lafazanis —líder del ala dura de Syriza, la que se opone a realizar concesiones a los socios— a los periodistas.

Como en su anterior visita oficial a Moscú, en abril, muchos interpretan la presencia de Tsipras en Rusia como un indisimulado intento de conseguir ayuda económica cuando las negociaciones con los socios penden de un hilo. Nada más lejos de la realidad, según el viceministro de Economía ruso, Serguéi Storchak. “No ha habido peticiones de ayuda por parte de Grecia; no tenemos recursos (…) La visita del primer ministro está, en mi opinión, orientada a cerrar proyectos conjuntos y desarrollar las relaciones comerciales, y no a solucionar sus problemas presupuestarios”, dijo Storchak.

El Kremlin está interesado en que Grecia resuelva sus problemas financieros y normalice las relaciones con sus acreedores, ya que no desea en absoluto “una escalada de las tensiones” entre Atenas y sus socios, subrayó Storchak.

El estrechamiento de relaciones entre Atenas y Moscú desde la llegada al poder de Syriza tras las elecciones del 25 de enero ha suscitado inquietud en las cancillerías occidentales, especialmente por las reiteradas reticencias griegas a endurecer o ampliar las sanciones contra el Kremlin.

Más información