Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel afirma que actuó de forma legítima en la guerra de Gaza

Netanyahu asegura que leer la investigación de Naciones Unidas será “perder el tiempo”

Benjamín Netanyahu, durante el Consejo de Ministros en Jerusalén.rn
Benjamín Netanyahu, durante el Consejo de Ministros en Jerusalén. AP

Israel difundió este domingo un informe en el que se asegura que su Ejército actuó de forma “legítima” y sin ánimo de “causar daño intencionado” a civiles en la guerra de Gaza de 2014. Esta investigación interna se presenta antes de que se hagan públicas –previsiblemente esta misma semana– las conclusiones del Consejo de Derechos Humanos (CDH) de Naciones Unidas. Israel no ha aceptado colaborar con los investigadores de la ONU, al igual que ocurrió tras el conflicto registrado entre 2008 y 2009 en la Franja, en el que las Fuerzas Armadas israelíes fueron finalmente acusadas de crímenes de guerra por el CDH.

“El daño a la población civil se produjo como consecuencia de los desafortunados –aunque legales– efectos colaterales de una acción militar legítima llevada a cabo en las inmediaciones de zonas civiles, y como resultado de decisiones de unos mandos que no son infalibles, de unos servicios de inteligencia que no son perfectos y de sistemas tecnológicos que a veces fallan”, precisa el documento difundido este domingo por el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí poco después de la reunión semanal del Consejo de Ministros.

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, acusó tras la reunión del Gobierno a Hamás de esconderse detrás de civiles al operar deliberadamente en la zona más pobladas de la franja de Gaza. “Quienes siguen acusando sin fundamento al Estado de Israel van a perder el tiempo leyendo el informe de la Comisión de [de Derechos Humanos] la ONU”, aseguró Netanyahu. “Nosotros vamos a seguir protegiendo a nuestros soldados, y ellos van a seguir protegiéndonos a nosotros”, concluyó.

La ONU contabilizó en Gaza 2.256 palestinos muertos (de los que 1.563 eran civiles) y 73 israelíes fallecidos (incluidos seis no combatientes) en el conflicto que se desencadenó durante 50 días entre los meses de julio y agosto del año pasado, el más largo desde la denominada Guerra de Independencia de Israel (1948-1948) y el que más bajas de civiles causó desde la Guerra de los Seis Días (1967). El informe difundido este domingo por Israel sostiene que solo una tercera parte de las víctimas palestinas eran civiles, ya que cree que muchos combatientes de la Franja no fueron identificados correctamente. El documento considera que, en los casos más polémicos, se trataba de “ataques legítimos contra objetivos militares bajo apariencia civil”.

Un portavoz de Hamás citado por la agencia Reuters dijo que el informe israelí no tenía validez: “Los crímenes de guerra de Israel son evidentes y se cometieron ante las cámaras [de la prensa internacional]”. La misma fuente del movimiento de resistencia islámico aseguró que sus milicias se limitaron a proteger a la población de Gaza. Un anterior informe interno de la ONU estableció, sin embargo, que los grupos armados palestinos instalaron depósitos de municiones y rampas de lanzamiento de cohetes en colegios de la ONU en la Franja que se encontraban vacíos en el momento del conflicto del pasado verano.

Los responsables palestinos han solicitado también a la fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI), con jurisdicción sobre los territorios palestinos desde el pasado 1 de abril, que abra diligencias para determinar si se produjeron crímenes de guerra durante el conflicto del pasado verano. Un portavoz del Gobierno palestino en Ramala aseguró que el informe de Israel sobre Gaza “no va a cambiar la posición palestina de reclamar una investigación internacional” sobre la guerra de Gaza.

La justicia militar israelí archivó la semana pasada sin formular acusaciones la investigación penal que había abierto por la muerte de cuatro niños con edades comprendidas entre los 9 y los 11 años en una playa durante el conflicto del pasado verano. La fiscalía militar exculpó a los aviadores que dispararon los misiles que acabaron con sus vidas porque “confundieron” a los menores con milicianos de Hamás.