Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Eurocámara desestima el debate sobre la pena de muerte en Hungría

Orbán defendió el pasado mes en Estrasburgo su derecho a dialogar sobre la pena capital

Víktor Orbán a su llegada a la cumbre UE-CELAC en Bruselas.
Víktor Orbán a su llegada a la cumbre UE-CELAC en Bruselas. EFE

El Parlamento Europeo ha zanjado este miércoles el debate sobre una posible reinstauración de la pena de muerte que proponía tan solo hace un mes el primer ministro húngaro ultraconservador, Viktor Orbán. Por 362 votos a favor, 247 en contra y 88 abstenciones la Eurocámara ha lanzado un mensaje sobre la incompatibilidad de la introducción de la pena capital en cualquier país de la UE (en este caso, Hungría) con los valores comunitarios.

Aunque la resolución —que no tiene carácter legislativo— no ha sido respaldada por una amplia mayoría, sí cierra la puerta de manera clara a la petición de Orbán de abrir tal debate en el seno de la UE. "No hay que tener tabúes sobre ciertos temas", insinuó el líder húngaro el pasado 19 de mayo en la misma cámara de representantes europea.

Mediante esta resolución, —que no ha sido apoyada por los populares europeos, pues el partido de Orbán (el conservador Fidesz-Unión Cívica Húngara) está integrado en esta familia política— los eurodiputados han criticado también la ausencia de reacción de los 28 países que conforman el Consejo Europeo ante la polémica propuesta de Orbán. El Parlamento, mediante el voto positivo de este miércoles, urgió también a la Comisión a que "lleve a cabo una discusión sobre Hungría", informa Efe, antes de que termine 2015.

El Pleno continúa pues en la misma línea que hace tan solo un mes, cuando el líder húngaro acudió de forma voluntaria al hemiciclo para intentar calmar los ánimos sobre la propuesta de recuperar la pena capital en su país, y recuerda que la UE puede activar sanciones —como retirarle el voto en las cumbres de líderes de Estados miembros— en caso de que un Estado no respete los derechos fundamentales y los valores de la UE.

"Bruselas no dudará ni un segundo", dijo el pasado mes el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, a la hora de aplicar medidas restrictivas si el primer ministro húngaro hace movimientos que faciliten la reinstauración de la pena de muerte en su país.

Más información