Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

China y Colombia buscan fortalecer sus relaciones comerciales

Es la primera vez que un primer ministro chino visita el país

Colombia es la segunda parada del primer ministro chino, Li Keqiang, en su gira por América Latina. Llega después de estar en Brasil donde reforzó su alianza económica firmando 35 acuerdos de inversión. Aunque China es el segundo socio comercial de Colombia después de Estados Unidos y un importante inversionista, esta es la primera vez que un líder de tan alto nivel visita el país.

Se prevé que el encuentro con el presidente Juan Manuel Santos se centrará en temas de agricultura, infraestructura, educación, cultura y finanzas y, con seguridad, el posconflicto, si es que se firma la paz con las FARC como todo parece indicar, planeará sobre los acuerdos que firme Keqiang con Santos.

En enero, durante una visita a Pekín de la ministra de relaciones exteriores, María Ángela Holguín, esta dijo que Colombia tenía gran interés en los aportes que pueda hacer las empresas chinas al sector agrícola, donde se concentran parte importante de los acuerdos que hasta ahora se han firmado en los diálogos de paz con la guerrilla. “Sin duda la tecnología aplicada al campo así como el mejoramiento de la infraestructura son condiciones necesarias en nuestro desarrollo agrícola y agroindustrial y en estos sectores, vemos grandes oportunidades para trabajar juntos”, dijo en su momento.

El presidente Santos también ha venido dando puntadas. Hace tres años el mandatario insistió ante un grupo de empresarios chinos que Colombia era un buen destino para invertir en proyectos de infraestructura. Sin embargo, lo que ahora preocupa a los analistas en Colombia, es que la balanza comercial con China sigue siendo deficitaria, a pesar de que entre 2013 y 2014 las exportaciones del país hacia el gigante asiático, en gran parte productos minero-energéticos, aumentaron en un 12%.

Según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, mientras que las importaciones provenientes de China sumaron 11.152 millones de dólares en el 2014, las exportaciones colombianas solo llegaron a 5.755 millones de dólares. Se suma que en los tres primeros meses del año se registró una caída del 74,2% en las exportaciones hacia ese país, en especial, por los bajos precios del petróleo.

De ahí que la tarea pendiente sea diversificar, algo que no resulta sencillo. “La oferta de las exportaciones de Colombia no es complementaria con la demanda de productos por parte de China, a lo que se suman problemas de infraestructura y logística que resultan poco competitivos”, explica David Barriga, presidente de Asia B Consulting, quien aclara que esto tiene que ver con otro tipo de bienes diferentes al petróleo, producto del que depende la relación comercial entre los dos países. Y ahí hay otro agravante. “La caída de los precios nos va a representar una disminución de nuestras exportaciones a China”.

Por eso, el sector agrícola podría tener gran potencial. “Argentina, Chile y Perú sí lo están aprovechando, pero en Colombia hay que resolver primero problemas técnicos como los permisos sanitarios, lo que por ahora impide que tengamos abierto ese mercado”, agrega Barriga.

Las donaciones

Hace 10 días, los dos países suscribieron un acuerdo de cooperación económica y técnica, en el que China se comprometió a donar más de 8 millones de dólares. Según informó la Cancillería colombiana, este dinero se utilizará para ejecutar proyectos que fortalezcan procesos que adelantan varias instituciones estatales, sin aclarar cuáles serían. Sin embargo, destacó que en los últimos años el apoyo de China al país se ha concentrado en la donación de computadores, vehículos, aviones y bienes para la dotación de un programa para niños y adolescentes que viven en regiones que registran altos índices de reclutamiento por parte de los grupos armados.