España discrepa de las cuotas de refugiados que propone Bruselas

El ministro de Exteriores pide que se reconsideren los criterios de reparto de refugiados

La jefa de la diplomacia europea y el secretario general de la OTAN.Foto: reuters_live | Vídeo: El País-LIVE! / EFE

“No estoy de acuerdo con los criterios que se han manejado, hay que darle otra vuelta a este tema para fijar la capacidad de cada Estado”. Así de categórico se mostró este lunes el ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, cuando fue preguntado por la propuesta de reparto de cuotas de refugiados de la Comisión Europea, que atribuye a España un cupo del 9,1%. “Estamos dispuestos a hacer el esfuerzo solidario que se nos pida, pero debe ser un esfuerzo proporcionado, justo y realista. Y, en mi opinión, los criterios que maneja la Comisión [Europea] no lo son”, agregó.

Más información
Reportaje: Libia, víctima del sueño europeo
Valls rechaza el reparto de refugiados por cuotas en la Unión Europea
Bruselas establece cuotas para repartir a los inmigrantes que piden asilo
Reino Unido rechaza el reparto por cuotas de los refugiados

Para Margallo, la tasa de paro —que sólo computa el 10% en el baremo de la CE— está infravalorada, pues “es capital para saber cuál es la capacidad de integración de un país”; y tampoco se tiene en cuenta el esfuerzo “inmenso” que ha hecho España para controlar la inmigración ilegal, agregó. Las críticas de Margallo, unidas a las del primer ministro francés, Manuel Valls, y las de otros países arrojan serias dudas sobre la viabilidad de la propuesta de la CE.

Lo que sí está dispuesta España es a aportar un buque y un avión de vigilancia marítima a la nueva misión de la UE para luchar contra la inmigración ilegal en el Mediterráneo. En concreto, un avión de patrulla marítima CN-235 o P-3 Orion del Ejército del Aire y un Buque de Acción Marítima de la Armada, con un helicóptero embarcado. En total, unos 130 efectivos. Es una aportación similar a la que España realiza a la operación contra la piratería en el Índico.

Hasta que una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, o una petición del inexistente Gobierno libio, autorice a intervenir en aguas territoriales libias, la operación solo actuará en aguas internacionales, abordando buques sin pabellón o abanderados en países que autoricen a la UE a hacerlo.

El problema radica en dónde desembarcar a los inmigrantes rescatados. Los expertos militares confían en que, antes de lanzar la operación, la UE resuelva esta cuestión crucial. La contribución a EUFOR MED es independiente de la prevista para Frontex (la agencia de vigilancia de fronteras de la UE), a la que España aportará un buque y un avión de la Guardia Civil.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS