Las concesiones de asilo en la UE aumentan un 50% en un solo año

Sirios, eritreos y afganos suman más de la mitad de los refugiados

Refugiados sirios desembarcados a finales de abril en la isla griega de Lesvos.
Refugiados sirios desembarcados a finales de abril en la isla griega de Lesvos.ORESTIS PANAGIOTOU (EFE)

La mayor afluencia a Europa de extranjeros que buscan protección internacional ha impactado enormemente en las concesiones de asilo. El número de personas que obtuvieron el estatus de refugiado o algún tipo de garantía internacional creció un 50% el año pasado respecto a 2013. Es la subida más pronunciada que recogen las cifras de Eurostat, la agencia estadística comunitaria, que ha divulgado los datos este martes. Desde 2008, más de 750.000 solicitantes de asilo han visto sus demandas aceptadas.

El perfil del refugiado responde en buena medida a la evolución de los conflictos en Oriente Próximo y África. El 37% de quienes recibieron protección fueron sirios, seguidos a mucha distancia de los eritreos (8% de las decisiones positivas) y de los afganos (otro 8%). Entre los tres suman más de la mitad de los refugiados reconocidos en 2014 por la Unión Europea (salvo Austria, que aún no ha proporcionado datos por cambios en su sistema de almacenamiento de información).

Pese a que el 80% de quienes llegan ahora a la UE puede alegar motivos de persecución que los conviertan en candidatos a la protección, según estimaciones de Frontex, el porcentaje de concesión ha permanecido bastante estable. Los países comunitarios otorgan de media el estatus al 45% de los demandantes en primera instancia (y al 18% de quienes recurren en segunda instancia), con enormes diferencias entre países.

Más información
GRÁFICOS: La tragedia del Mediterráneo
La llegada de inmigrantes irregulares a Europa se triplica en 2015
La UE busca parar a los foráneos en origen para atajar la crisis migratoria
Bruselas fija cuotas para acoger a los inmigrantes que piden asilo

Los porcentajes varían desde el 94% de reconocimiento que concede Bulgaria o el 77% de Suecia hasta el 9% de Hungría o el 11% de Croacia, en el otro extremo. Estas enormes disparidades, que implican que ante un mismo caso un país puede decidir dar protección y otro no, llevan a la Comisión Europea a pedir unos criterios de asilo más homogéneos entre países, algo sobre lo que ya existe legislación parcial pero que no siempre se cumple.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Más allá de los porcentajes de aceptación, en números absolutos los refugiados se concentran en muy pocos Estados miembros. Alemania registró el mayor número el año pasado (47.600, un 82% más que en 2013), seguida de Suecia (33.000, un 25% más), Francia (20.600, un 27% más) e Italia (20.600, un aumento del 42%). Casi dos tercios de todos los refugiados fueron acogidos por esos cuatro países.

Aunque el estatus de refugiado es el más común (lo reciben el 56% de quienes obtienen respuesta positiva), la UE concedió protección subsidiaria –para aquellos que no reúnen todos los requisitos del refugiado, pero podrían correr riesgos si vuelven a sus países- y permiso para quedarse por razones humanitarias –menores no acompañados o personas enfermas- al resto de quienes recibieron protección de los Estados comunitarios.

La Comisión Europea presentará mañana miércoles una propuesta que permitirá declarar una situación de emergencia relativa a la entrada de inmigrantes y fijar cuotas de reparto en función del PIB, la población del país y el nivel de desempleo, según la información adelantada por EL PAÍS. A largo plazo, fijará un mecanismo automático y obligatorio para que los extranjeros se distribuyan más proporcionalmente entre Estados y evitar así la localización en unos pocos cuando exista una gran afluencia de solicitantes de asilo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Lucía Abellán

La redactora jefa de Internacional de EL PAÍS ha desarrollado casi toda su carrera profesional en este diario. Comenzó en 1999 en la sección de Economía, donde se especializó en mercado laboral y fiscalidad. Entre 2012 y 2018 fue corresponsal en Bruselas y posteriormente corresponsal diplomática adscrita a la sección de España.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS