Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Justicia avala las escuchas que llevaron a la detención de Sarkozy

El tribunal de apelaciones valida la interceptación de las conversaciones con su abogado

Sarkozy
Nicolas Sarkozy, en el partido de Champions del PSG y el Barça. AFP

La tregua ha terminado. Uno de los más importantes casos judiciales por corrupción que pesan sobre el expresidente de la República Nicolas Sarkozy puede retomar su curso, congelado desde que, hace ocho meses, se apeló la prueba clave: las escuchas telefónicas con su abogado. El tribunal de apelaciones de París ha acordado esta mañana validar las escuchas practicadas de las conversaciones telefónicas entre el exmandatario y su abogado en el marco de un presunto caso de corrupción. Es el escándalo que motivó la inédita detención de Sarkozy el 1 de julio del pasado año. Su carrera política, retomada en noviembre pasado, vuelve a estar torpedeada por los la justicia. Sus consejeros han anunciado que volverán a apelar esta decisión, pero tal recurso no deja en suspenso ni la investigación ni la imputación. La decisión, además, podría llegar antes de un par de meses.

Fue un hecho inédito en la reciente historia francesa: un expresidente detenido durante 15 horas por la policía. La acusación que pesaba y pesa sobre él es corrupción activa, tráfico de influencias y violación del secreto de instrucción. Esas conversaciones telefónicas entre Sarkozy y su abogado son fundamentales: vendrían a demostrar que el expresidente, a través de su abogado Thierry Herzog, intentó seguir de cerca el caso de la presunta financiación ilegal de su campaña electoral de 2007, en la que se sospechaba que colaboraron la familia Bettencourt y el exlíder libio Muamar el Gadafi. Además, según indaga la justicia, habría intentado poner a los jueces a su favor a cambio de favores.

Esta nueva decisión judicial llega en un momento inoportuno para Sarkozy que volvió a la primera línea de la política en noviembre pasado con la vista puesta en la reconquista del Elíseo.

Un portavoz de la UMP, el partido que preside Sarkozy, ha calificado lo ocurrido este jueves de un nuevo ejemplo de "instrumentalización" de la justicia contra su líder con una decisión, argumenta, que conculca el derecho a la privacidad de las conversaciones entre un abogado y su cliente, un principo básico "de los derechos humanos". Tras su detención, el propio Sarkozy señaló que se había producido un "encarnizamiento" judicial contra él.

La UMP sostiene que se está produciendo una "instrumentalización" de la justicia

Las escuchas telefónicas grabadas por la policía se produjeron a principios del pasado año. Se registraron las conversaciones habidas a través de su teléfono móvil oficial, pero también a través de otros dos móviles que Sarkozy y Herzog adquirieron con nombre falso. Ambos creyeron durante un tiempo que esas líneas no estaban interceptadas, lo que enriqueció la información obtenida por la investigación.

Son varios los casos de corrupción que acorralan a Nicolas Sarkozy, si bien la justicia ha ido descartando alguno, como el de la presunta financiación ilegal de los Bettencourt a su campaña electoral, justamente. Ahora, los suyos confían en que, entre recurso y recurso, el líder de la UMP puede llegar a las presidenciales sin que ningún caso se haya sustanciado. La rapidez tampoco es una virtud de la justicia francesa. Este año se ha resuelto alguna causa que llevaba abierta 18 años.

Más información