Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel admite “errores” en la forma de tratar a la minoría etíope

La policía rodea la sede del Gobierno en Jerusalén ante la convocatoria de más protestas

Disturbios en Tel Aviv este domingo.

La policía israelí se encuentra desplegada este lunes ante la sede del Gobierno en Jerusalén en previsión de la convocatoria de una nueva marcha de protesta de la minoría judía de origen etíope, tras las violentas protestas registradas la noche del domingo en Tel Aviv, que se saldaron con más de 60 heridos y 43 manifestantes detenidos, y produjeron grandes daños materiales en el corazón de la capital económica de Israel. Los israelíes de origen africano, que integran una comunidad de 120.000 personas en el Estado judío, se han movilizado contra la discriminación racial y la violencia policial.

El presidente israelí, Reuven Rivlin, ha admitido este lunes que Israel ha cometido “errores” en la forma de tratar a la minoría etíope judía. “No nos fijamos, no escuchamos lo suficiente”, ha señalado Rivlin después de que miles de etíopes protestaran desde el pasado jueves en Jerusalén y en Tel Aviv. “Los manifestantes han desvelado que existe una herida abierta en el corazón de la sociedad israelí”, ha añadido, en relación con los miembros de la comunidad judía africana que emigró en masa a Israel hace 30 años en varias operaciones de puente aéreo organizadas por el Gobierno.

También el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha tratado de rebajar el nivel de tensión y tiene previsto reunirse este lunes con representantes de la comunidad etíope. El jefe del Gobierno también va a recibir al soldado Demas Fekade, que fue apaleado hace una semana por policías que le consideraban un inmigrante clandestino. El vídeo con las imágenes de los malos tratos policiales al uniformado desencadenó la actual ola de protestas y desembocó en la suspensión de funciones de los agentes implicados. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >