Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Putin: “Las sanciones buscan contener el desarrollo de Rusia”

El presidente ruso contesta en un programa en directo a las preguntas de la población en medio de la crisis económica y las consecuencias de la guerra en Ucrania

Vladimir Putin durante el programa que hace todos los años respondiendo a preguntas del público.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha afirmado hoy que las sanciones de Occidente contra Rusia persiguen frenar el desarrollo del país. "Les he dicho a los empresarios que por ahora no se puede esperar el levantamiento de las sanciones, porque se trata de un asunto político; es para algunos de nuestros socios un asunto de interacción estratégica con Rusia, para contener nuestro desarrollo", ha dicho Putin en su anual línea directa, un programa de televisión en directo en el que el dirigente responde a las preguntas que formulan los ciudadanos.

La devaluación del rublo y las sanciones económicas, así como el coste del pulso político que afronta el Kremlin con Occidente por el conflicto en Ucrania, fueron los principales asuntos abordados por el presidente. Durante el programa, Putin admitió que la crisis económica que atraviesa el país se debe, además de a las sanciones impuestas por Occidente, a errores cometidos por el Gobierno. El mandatario respondió durante tres horas y 55 minutos a preguntas de ciudadanos que acusaban a su Ejecutivo de incompetencia, de exceso de burocracia y que aludían a la corrupción del aparato estatal.

El exministro ruso de Finanzas, Alexéi Kudrin, pidió a Putin la puesta en marcha de un nuevo modelo de desarrollo económico, reformas radicales del sistema judicial y las estructuras administrativas. De lo contrario, según apuntó Kudrin, Rusia puede caer en una crisis económica imparable. El exministro criticó la gestión del Gobierno actual al recordar que durante el primer mandato de Putin el crecimiento de Rusia fue del 7%, cuando el precio del petróleo era de 30 dólares por barril. Kudrin puso de manifiesto la gravedad de la situación al señalar que los pronósticos apuntan a que este año el PIB ruso será de apenas el 1,5%, cuando los precios del crudo oscilan entre los 60 y los 65 dólares por barril. "Esto es inferior al promedio mundial, y el aporte de la economía rusa será cada vez menor. Entonces nos faltará inversión para el desarrollo técnico, la modernización, y estaremos rezagados ante el mundo. Desafortunadamente, esto también puede debilitar nuestra capacidad defensiva", subrayó.

Según las preguntas hechas por la población, el veto que Moscú impuso a los productos agrícolas europeos en respuesta a las sanciones de Occidente perjudica fundamentalmente a la población y solo produce ganancias a "funcionarios corruptos" y revendedores. "Ahora compramos las mismas cosas que antes, pero a precios más altos. Las manzanas de Polonia, en las mismas cajas, pero sin etiquetas", comentó una mujer en un mensaje de texto remitido al presidente. 

Obreros de la construcción que trabajan en la base espacial de Vostochny denunciaron en directo que desde diciembre no reciben sus sueldos a pesar de que el cosmódromo es un objetivo prioritario y que el Gobierno ya entregó los recursos necesarios para su financiación.

Los ciudadanos preguntaron acerca del encarecimiento del coste de vida, la congelación de salarios y otros problemas domésticos que pusieron de manifiesto que el respaldo a Putin puede agotarse si el Kremlin no emprende medidas para solucionar los problemas que afectan a la población.

Sobre la crisis en Ucrania, uno de los temas centrales del programa, Putin dijo que el actual Gobierno en Kiev debe apostar exclusivamente por la variante política y excluir cualquier posibilidad de una salida militar al conflicto. "La única salida posible es el cumplimiento de los acuerdos de Minsk, la reforma constitucional y la solución de los problemas sociales y económicos en todo el país", dijo. El mandatario subrayó que para Moscú lo más importante es que Ucrania respete los derechos e intereses de aquellas personas que consideran que su idioma es el ruso y sostienen vínculos inquebrantables con Rusia.

El presidente indicó que el estatuto definitivo de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Luganks depende de "la voluntad de la población que vive en esas regiones y la sabiduría política y flexibilidad que demuestren las autoridades de Ucrania".

En materia de política exterior, Putin defendió el derecho de Moscú a restablecer la venta de sistemas de defensa antiaérea S-300 a Irán porque, según dijo, la solución al problema relacionado con su programa nuclear está muy cerca. "Irán ha demostrado mucha flexibilidad y voluntad de alcanzar un acuerdo", afirmó el presidente al resaltar que los S-300 son elementos defensivos que no suponen ninguna amenaza a Israel. "En las actuales circunstancias, especialmente tras los sucesos ocurridos en Yemen, la venta de este tipo de armamento es un factor de contención", indicó.

Putin señaló que los aliados de Rusia son los países miembros de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS, China, Kazajstán, Kirguizistán, Tadyikistán y Uzbekistán), el grupo BRICS (Brasil, India, China y Sudáfrica) y también subrayó que Moscú no tiene enemigos. "Somos un país con un potencial de desarrollo enorme, muchos recursos naturales e indudablemente una potencia nuclear. Por eso ser amigo o enemigo de Rusia tiene el mismo mérito... aunque tampoco recomiendo que alguien se considere enemigo de Rusia", resaltó.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información