Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Cumbre euromediterránea de Barcelona

La UE busca crear una nueva relación con sus vecinos del sur

El yihadismo, la inmigración ilegal y el comercio son hoy temas clave de la reunión en Barcelona de 29 ministros de Exteriores

Cumbre Euromediterránea de Barcelona
Operación antiterrorista en enero en la que la policía detuvo a cuatro presuntos yihadistas en Ceuta.

La UE debatirá este lunes en Barcelona con los países del sur del Mediterráneo la Política Europea de Vecindad (PEV) durante una reunión ministerial informal en el Palacio de Pedralbes que inaugurarán el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Generalitat, Artur Mas. La lucha contra el terrorismo y la inmigración ilegal son algunos de los asuntos clave en las relaciones con esos países y formarán parte de las discusiones. El encuentro, en el que actúa de anfitrión el ministro de Exteriores español, José Manuel García Margallo, es el primero que logra reunir a los jefes de la diplomacia europea y del sur del Mediterráneo desde que en 2008 se creó la Unión Para el Mediterráneo (UPM), debido al “enconamiento de las relaciones entre Israel y Palestina”, explican fuentes diplomáticas españolas. La cita, sin embargo, no está relacionada con la UPM, sino con la política de vecindad, que es algo muy diferente.

Israel ha enviado al viceministro de Exteriores, Tzachi Hanegbi, porque el Gobierno está en formación tras las recientes elecciones. La ausencia del titular, el polémico Avigdor Liberman, ha facilitado la presencia en Barcelona de su homólogo palestino, así como la de los ministros de Exteriores de Marruecos, Argelia, Túnez, Egipto, Líbano y Jordania. Aunque forman parte de la política de vecindad, Siria y Libia no han sido invitados por sus conflictos internos. Por parte europea han confirmado su asistencia 22 ministros de Exteriores. Londres ha enviado a un director general.

El encuentro busca compensar hacia el sur una reunión semejante prevista próximamente en Riga con los vecinos de Europa del Este. El objetivo formal es debatir con los países mediterráneos la profunda reforma de las actuales relaciones de la UE con sus vecinos. Es una reforma apadrinada por la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, y por el comisario de Política de Vecindad, Johannes Hahn. La reforma se basa en un documento inusualmente crítico publicado por la Comisión Europea el pasado 4 de marzo.

En ese texto flota sobre todo la idea de que la UE no puede tratar a todos los vecinos como un bloque homogéneo y que debería ser más pragmática y tener en cuenta las particularidades de cada uno. Y viene a cuestionar también el principio de condicionalidad que hoy en día supedita la colaboración con los vecinos a sus progresos en materia democrática.

Por ejemplo, no todos aspiran a entrar en la UE, muchos no tienen ningún interés en la democracia parlamentaria y su importancia para Europa puede ir desde cuestiones de inmigración a las de seguridad o su influencia en Oriente Próximo.

El debate entre los países de la UE y los del sur del Mediterráneo se celebrará en dos mesas distintas para que la reunión no se convierta en una ronda de comentarios, dado el alto número de participantes. Israel y Palestina no se sentarán en la misma mesa. Artur Mas abrirá el acto de inauguración y Mariano Rajoy lo cerrará, pero mantendrán solo un contacto protocolario.