Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Túnez, entre la transición democrática y el auge del yihadismo

Es el único país que ha celebrado elecciones libres tras la 'primavera árabe'

Una familia contempla, este martes en el Museo Nacional del Bardo, una obra tiroteada durante el atentado islamista del pasado marzo.
Una familia contempla, este martes en el Museo Nacional del Bardo, una obra tiroteada durante el atentado islamista del pasado marzo.

El ataque en las inmediaciones del Parlamento de Túnez, en el que según las autoridades han muerto al menos 17 extranjeros y dos tunecinos tiroteados por supuestos terroristas, se produce apenas tres meses después de que el país culminara su transición a la democracia con las primeras elecciones libres celebradas tras el estallido de la primavera árabe en 2011 y la caída del dictador Zine el Abidine Ben Ali. Estas son las claves de los últimos acontecimientos ocurridos en Túnez.

Primavera árabe: La inmolación del frutero ambulante Mohamed Bouzazi el 17 de diciembre de 2010 en Sidi Bouzid, una ciudad pobre del centro de Túnez, desencadenó una ola de indignación social en el país, origen de la primavera árabe, que se extendería después a otros países de la región y que culminó con la caída del dictador Zine el Abidine Ben Ali.

Transición democrática: A finales de 2014, después de haber aprobado una nueva Constitución, el país culminó su transición democrática con la celebración de las primeras elecciones libres del país tras el estallido de la primavera árabe. Nida Tunes, un partido laico, conservador y europeísta, ganó tanto los comicios parlamentarios, el 26 de octubre, como los presidenciales, el 21 de diciembre. El primer ministro, Habib Essid, consiguió formar a última hora un Gobierno de unidad con la inclusión de los islamistas de Ennahda.

Terrorismo: El país ha experimentado en los últimos meses un aumento de la actividad yihadista, especialmente en la frontera con Argelia y con el reclutamiento de combatientes que se suman a las filas del Estado Islámico. De hecho, Túnez es uno de los países de los que ha partido un mayor número de milicianos hacia Sira e Irak.

Más información