Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bosnia avanza en su camino hacia la Unión Europea

Los ministros de Exteriores ratifican el acuerdo que permite al país balcánico pedir el ingreso

Federica Mogherini preside el Consejo de Exteriores, el lunes en Bruselas.
Federica Mogherini preside el Consejo de Exteriores, el lunes en Bruselas. REUTERS

Bosnia Herzegovina, uno de los escenarios más trágicos de la guerra de los Balcanes, avanza en la senda europea. Los ministros de Exteriores de la UE pusieron ayer la primera piedra para un hipotético ingreso del país balcánico en el club comunitario, una perspectiva de momento muy lejana. El Consejo Europeo adoptó el llamado acuerdo de estabilización y asociación, que los coloca en posición de pedir esa pertenencia y les permite recibir más fondos para reformarse.

La diplomacia europea lleva meses pensando cómo desatascar la crisis bosnia. El país, un enrevesado constructo administrativo sin fuelle económico, es el más rezagado en el camino hacia la UE (Serbia, Macedonia y Montenegro son ya oficialmente países candidatos). Alemania y Reino Unido plantearon ofrecerles una perspectiva de adhesión —aunque larga y dificultosa— como incentivo a unas reformas que hasta ahora no han cuajado.

Pese a todo, para acceder a la condición de candidato, el país tiene que solicitarlo y Bruselas decidirá según el progreso en las reformas, explica una portavoz del servicio europeo de acción exterior. “Espero que este paso sirva para mantener el pulso y estrechar lazos con la UE”, expresó la alta representante para la Política Exterior Europea, Federica Mogherini, tras la reunión de ministros.

Con un 44% de paro real, una economía que decrece y un elevado nivel de burocracia y corrupción, el país estalló en protestas el año pasado por la falta de horizontes. Bruselas confía en apaciguar los ánimos con el acuerdo ratificado ayer, que estaba bloqueado desde 2008.

Como gesto de compromiso con operaciones internacionales, Bosnia anunció ayer que ha donado 550 toneladas de armas y municiones a Irak, informa Reuters. El país balcánico forma parte de la coalición de países contra el Estado Islámico liderada por Estados Unidos, que solicitó la entrega a Bosnia. “Continuaremos las conversaciones con nuestros socios y es posible ver otras donaciones como esta en el futuro”, avanzó el ministro bosnio de Defensa, Zekerijah Osmic.

Desde la guerra de Bosnia (1992-1995), el país conserva un excedente de casi 17.000 toneladas de munición y un arsenal de 40.000 piezas, cuya retirada promueven Washington y la OTAN.