Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chile denuncia a los responsables del incendio en Valparaíso

El fuego que ha consumido 560 hectáreas se encuentra controlado, aunque no extinguido

Los bomberos trabajan en el incendio de Valparaíso.
Los bomberos trabajan en el incendio de Valparaíso. AP

Las llamas en una procesadora ilegal de cobre en un vertedero clandestino parece haber sido la causa del megaincendio forestal de Valparaíso, que desde el viernes ha consumido 560 hectáreas de la periferia de la ciudad y que hasta ahora no ha ocasionado daños ni a personas ni a viviendas. Después de conocer que la tragedia se habría provocado por la acción humana, el Gobierno ha anunciado que se querellará contra los que resulten responsables de la catástrofe, que la madrugada de este sábado obligó a las autoridades a evacuar a unas 7.000 personas de sus viviendas.

"Hemos tomado la decisión de presentar una querella frente a los responsables de este hecho. Es un vertedero clandestino, donde se usaron neumáticos para procesar cobre que, estimamos, debe ser robado", ha sostenido el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, en un nuevo reporte desde la Oficina Nacional de Emergencias (ONEMI). “Presentaremos esa querella y haremos todas las acciones judiciales pertinentes para poder detener a estos delincuentes”.

Las llamas están contenidas en su contorno pero el fuego no ha logrado ser extinguido

La autoridad del Gobierno de Michelle Bachelet ha explicado que los antecedentes judiciales han sido entregados a la Fiscalía, que desde mañana comenzará una investigación para esclarecer el origen de la nueva catástrofe que ha afectado a Valparaíso, una de las ciudades con mayor población de Chile y que en abril de 2014 sufrió el peor incendio de su historia. Aleuy también ha informado que las llamas están contenidas en su contorno, que su expansión se encuentra controlada, pero que todavía el fuego no ha logrado ser extinguido. En ese sentido, el Ejecutivo ha determinado que se mantendrá el Estado de excepción para poder controlar la tragedia con mayor eficacia y garantizar el orden y la seguridad de la población.

De acuerdo al último informe, el fuego ha causado lesiones en 33 personas, de las que 19 son bomberos. De ellos, dos se encuentran graves, aunque sin riesgo vital. Como las llamas no han consumido viviendas ni afectado a zonas pobladas, no existen personas que estén haciendo uso de los albergues. De cualquier manera, casi 2.000 efectivos de las Fuerzas Armadas y de otras instituciones se encuentran movilizados para ayudar a combatir el fuego que mantiene en alerta roja a las ciudades de Valparaíso, Viña del Mar, San Antonio, Quintero y Quillota.