Una veintena de ONG denuncia que se haya abandonado a los sirios

Acción contra el Hambre y Oxfam Intermón piden que se acoja a más refugiados en España

Niños refugiados sirios juegan en una escuela de Unicef del asentamiento informal de Saadnayel, en Líbano, el pasado lunes.
Niños refugiados sirios juegan en una escuela de Unicef del asentamiento informal de Saadnayel, en Líbano, el pasado lunes.NABIL MOUNZER (EFE)

El año 2014 ha sido el peor de la guerra en Siria, el más mortífero y el más inseguro para las poblaciones civiles, según ha señalado este jueves una veintena de ONG, entre ellas Oxfam Intermón y Médicos del Mundo, en un informe que fotografía la situación humanitaria del país de Oriente Próximo. De los 220.000 fallecidos en cuatro años de guerra, 76.000 perdieron la vida en el último. Además, 7,6 millones de personas siguen desplazadas y 12,2 necesitan ayuda humanitaria de emergencia, según indica el comunicado. Las organizaciones denuncian la inacción de la comunidad internacional ante un conflicto armado que enfrenta a bandas rebeldes contra las fuerzas gubernamentales del presidente Bachar el Asad desde el 15 de marzo de 2011.

Vídeo: DAMIEN LEMAITRE

Las ONG critican que, pese a que el Consejo de Seguridad ha aprobado tres resoluciones en 2014 que piden que se actúe para proteger y asistir a los civiles, el acceso humanitario ha disminuido, más gente ha muerto y hay más desplazados que necesitan ayuda. "La amarga realidad es que el Consejo de Seguridad ha fracasado a la hora de aplicar sus resoluciones. El año pasado ha sido el más oscuro de esta guerra horrible", asevera el secretario general del Consejo Noruego del Refugiado, Jan Egeland.

Save the Children y Oxfam Intermón piden al Gobierno español que, como miembro del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, tenga un papel proactivo para lograr una solución política, asegurar la protección eficaz de los civiles y mejorar el acceso humanitario. Además, debe aumentar significativamente su contribución a los fondos para la crisis, así como la cuota de refugiados reasentados en España, insisten estas dos organizaciones en un comunicado emitido por separado. Otra ONG, Acción contra el Hambre, que cuenta con la presencia de una cincuentena de trabajadores desplegados en Damasco y otras zonas de Siria, también pide a las autoridades españolas a que se movilicen para ayudar a los sirios. "España aún no ha hecho efectivo el asilo a 130 refugiados que se comprometió a acoger en 2014", indicó Jean-Raphaël Poitou, responsable de la organización para Oriente Próximo, en una rueda de prensa este miércoles en Madrid.

Más información
La ONU condena el uso del gas de cloro en la guerra civil en Siria
La avalancha de refugiados sirios tensa la vida en Líbano
Pesimismo ante las negociaciones de paz sobre Siria en Moscú
Invierno interminable

Uno de los sectores de la población más afectados por el conflicto armado son los niños, recalca otra organización. “Los más de 5,6 millones de niños que permanecen aún en ese país son quienes se encuentran en situación más desesperada", alerta Unicef, que reconoce que le resulta imposible en ciertas regiones del país prestarles ayuda humanitaria debido a los combates y otros factores. La ONG cifra en dos millones el número de niños aislados de toda ayuda humanitaria y en 2,6 millones los que continúan sin asistir a clase.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Unos 4,8 millones de personas residen en áreas calificadas por la ONU como "difíciles de alcanzar", añade el informe Suspenso en Siria, firmado por las 21 ONG, lo que supone 2,3 millones más que en 2013; además, 5,6 millones de menores necesitan asistencia, lo que implica un aumento del 31% en un año. Sin embargo, la financiación de proyectos humanitarios ha descendido, ya que mientras que en 2013 se logró obtener el 73% de los fondos requeridos para ayudar a los civiles dentro de Siria y a los refugiados en países vecinos, en 2014 este porcentaje ha bajado al 57%.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS