Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pekín obstaculiza los homenajes de los familiares del vuelo MH370

A un año de su desaparición, Malasia, Australia y China se comprometen a seguir con la búsqueda del avión

Familiares de las víctimas del vuelo MH370
Familiares de las víctimas protestan ante la Embajada malasia en Pekín. Getty

La fuerte presencia policial en las inmediaciones y dentro del Templo del Lama de Pekín dificultó este domingo el homenaje previsto a los pasajeros que viajaban en el avión de Malaysia Airlines desparecido hace justo un año. Unos cincuenta familiares y amigos de las víctimas del MH370 se congregaron en el recinto con el objetivo de honrar a sus seres queridos y presionar para que la búsqueda submarina del aparato, que por el momento no ha arrojado ningún resultado tangible, continúe hasta que se encuentre algún indicio de lo sucedido.

Si bien algunos de ellos pudieron acceder al recinto individualmente o en pequeños grupos, las fuerzas de seguridad los escoltaron en todo momento y expulsaron a la prensa extranjera. "No quieren que hablemos con vosotros", dijo uno de los familiares a este periódico. Unas horas antes una llamada de un amigo le había aconsejado que no se sumara al acto de homenaje por temor a represalias.

Algunos de los familiares han denunciado un aumento de la vigilancia por parte de las autoridades y un mayor control durante sus protestas. "No tengo miedo y no me importan las amenazas. Estoy preparada para perder la cabeza por esto si hace falta", gritó Dai Shuqin momentos antes de que la policía la apartara de los periodistas. Cinco miembros de su familia estaban entre los 239 ocupantes del avión. Muchos de los afectados siguen defendiendo que sus familiares están vivos y que la misteriosa desaparición del vuelo forma parte de una conspiración política. "¿Dónde está el vuelo MH370? Traedlos a casa", se podía leer en las camisetas de algunos de los asistentes.

"No confío en las autoridades malasias. ¿Por qué quieren cerrar el caso sin ninguna evidencia de lo sucedido? Estoy aquí para conseguir que la verdad se conozca lo antes posible", aseguró Catherine Gao, cuyo marido viajaba en el avión. Como a ella, la mayoría de los familiares rechazan que Malaysia Airlines haya declarado oficialmente "un accidente" lo ocurrido con su aeronave.

El Gobierno malasio se comprometió este domingo a no abandonar las operaciones de búsqueda, centradas en el Índico sur y que han rastreado más de 26.000 kilómetros cuadrados de lecho marino. "Seguimos comprometidos y confiamos en que el MH370 será encontrado", aseguró el primer ministro, Najib Razak, que calificó el caso de "sin precedentes en la historia de la aviación por su complejidad y dificultad técnica".

El informe realizado por expertos independientes que se presentó coincidiendo con el primer aniversario de la desaparición no consigue dar respuesta a la infinidad de preguntas que rodean el caso. Si bien informa por primera vez de que una de las dos balizas de localización submarina no funcionaba en el momento del despegue, el resto de datos técnicos están dentro de la normalidad. Tampoco hay novedades en cuanto a las señales de los radares, los detalles sobre la vida y la experiencia de cada uno de los miembros de la tripulación o las conversaciones entre la torre de control y el aparato justo antes de que, según los investigadores, alguien a bordo desconectara los sistemas de comunicación.

Australia y China, dos de los países que también contribuyen en las tareas de búsqueda, se sumaron a Malasia y prometieron seguir con la operación de recuperación. Así será al menos hasta el próximo mayo, cuando la actual fase de exploración submarina —ya ampliada— llegue a su fin. Si entonces las operaciones no han dado frutos, los países participantes tendrán que sentarse para replantearse los trabajos, y esto es lo que más temen los familiares.

Más información