Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy reclama a Tsipras que “cuide las formas” y cumpla sus compromisos

El presidente de la Comisión Europea solicita “respeto para Grecia”

Los presidentes Passos Coelho, Rajoy, detrás, y Hollande y Juncker delante.

La polémica entre los Gobiernos de Grecia, España y Portugal se ha convertido este miércoles en la gran protagonista de la cumbre energética que celebraron en Madrid Mariano Rajoy, François Hollande, Pedro Passos Coelho y Jean-Claude Juncker. Todos ellos han tratado de rebajar la tensión creada, aunque el más claro fue el presidente de la Comisión Europea: No he observado que España y Portugal tengan un plan diabólico para derrotar a [Alexis] Tsipras”, el primer ministro griego, ha dicho Juncker en tono irónico. “Si hubiera observado que Mariano y Pedro estuvieran haciendo algo similar, habría actuado, pero no ha sido así”, ha añadido.

El presidente español también ha intentado reducir el conflicto, aunque, eso sí, dejando claro, que no le gustó la acusación lanzada por Tsipras de que España y Portugal pretendían “derrocar” a su Ejecutivo. “Hubo una acusación que a mí no me gustó de que pretendíamos cambiar el Gobierno griego, pero hay que mirar hacia el futuro”, ha sostenido Rajoy. “La clave es que todos sepamos mantener las formas y cumplir los compromisos”, ha apostillado, como mensaje de aviso a Atenas.

“Nosotros queremos tener la mejor relación posible con Grecia. Queremos que a Grecia le vaya muy bien. Deseo para el pueblo griego lo mismo que para los ciudadanos de mi país”, ha proseguido el mandatario español. “Y ahora hay un acuerdo del Eurogrupo que hay que cumplir”, ha rematado.

Juncker ha lanzado igualmente un mensaje claro a todos los presentes para atemperar el tono con el Gabinete heleno: “De Grecia tendremos que hablar todos con mucho respeto. Debemos respetar la dignidad de esa gran nación. Europa está ahí para ayudar”.

El primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, cuidó las formas, pero de la misma forma se ha dirigido a Tsipras: “No quiero criticar lo que está pasando en Grecia, pero digo una cosa: los que están bajo asistencia financiera son países que lo han pedido. A ellos les cabe esa iniciativa, pedirlo o no”.

A la pregunta de si tiene una visión distinta, el presidente francés ha respondido: “Es evidente que en Europa hay 28 países y, por tanto, varias sensibilidades, pero la Unión Europea se plasma en reglas que hay que cumplir”. Para Hollande, “lo importante es que ha habido un cambio de orientación en Europa en el buen sentido con una apuesta por políticas que ayuden al crecimiento”

Durante la rueda de prensa conjunta se ha hablado mucho de la entrevista con Juncker publicada ayer por EL PAÍS, sobre la que se ha preguntado al presidente de la Comisión Europea en varias ocasiones. Juncker ha pedido que no se lean sus palabras de “forma selectiva” y ha recalcado: “Yo no digo que no haya recuperación en España. Las señales son obvias: está empezando a crecer. Lo que sí digo es que mientras en Europa y en España haya tasas tan elevadas de desempleo no se puede decir que hayamos superado la crisis”.

Rajoy ha reconocido: “Hay recuperación, pero la cifra de paro es inaceptable y esa es la batalla que estamos dando para crear tres millones de empleos en los próximos años”.

El Ejecutivo comunitario ha instado a países como España y Francia a reforzar su cooperación regional

Durante la cumbre, celebrada en la Moncloa, los cuatro mandatarios presentaron un plan para impulsar las interconexiones energéticas que incluye reanudar el proyecto Midcat, el gasoducto que unirá Cataluña con el sur de Francia. El objetivo de la Declaración de Madrid que acordaron es desarrollar una serie de “proyectos concretos y compromisos” con el objetivo de que la península Ibérica “deje de ser una isla energética”, ha destacado Rajoy.

Esos proyectos deberían ser lograr financiación del plan Juncker, un paquete de medidas de la UE para fomentar la inversión que pretende movilizar 315.000 millones de euros. Hasta junio, la UE no decidirá los proyectos que subvencionará ese plan.

El Ejecutivo comunitario ha instado de forma expresa a países como España y Francia a reforzar su cooperación regional con el fin de mejorar la interconexión eléctrica de la Península con el resto de la UE, ya que de lo contrario no alcanzará el objetivo del 10% que se han marcado los Veintiocho para 2020. Hacia ese objetivo se dirige el nuevo enlace eléctrico entre ambos países inaugurado recientemente y que duplica la capacidad de interconexión entre los dos países.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información