Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex primer ministro portugués José Sócrates continuará en prisión

El político socialista lleva tres meses en la cárcel, acusado de corrupción, fraude fiscal y blanqueo de dinero

José Sócrates, en una foto tomada en noviembre de 2014.
José Sócrates, en una foto tomada en noviembre de 2014. efe

El ex primer ministro portugués José Sócrates continuará en prisión según ha dictaminado este martes el juez Carlos Alexandre, que ordenó su internamiento a finales de noviembre, bajo la acusación de delitos de corrupción, fraude fiscal cualificado y blanqueamiento de capitales.

Según el ordenamiento jurídico portugués, cada tres meses hay que revisar la prisión preventiva del reo, y el juez instructor ha decidido que el político socialista, de 58 años de edad, continúe en la cárcel de Évora. En el caso de su chófer, Joao Perna, el juez ha aceptado que acabe su prisión domiciliaria y que quede en libertad, condicionada a la presentación periódica ante la policía judicial, a la prohibición de abandonar el país, así como de comunicarse con los otros inculpados de la llamada operación Marqués.

También continúa en prisión el amigo y socio del político socialista, Carlos Santos Silva que, según la acusación, es la persona que le pasaba el dinero a Sócrates, la persona clave de toda la operación. Él era quien compraba los pisos de la madre de Sócrates para después pasarle el dinero, quien le "cedía un apartamento en París" o quien compraba 10.000 ejemplares de un libro del político, lo que justificaba ingresos del ex primer ministro cuando ya había dejado su cargo, no trabajaba y vivía lujosamente en el mejor barrio de la capital francesa.

El amigo Santos Silva se benefició durante la época en que Sócrates ocupó cargos gubernamentales –antes de ser primer ministro de 2005 a 2001– de concesiones para construir escuelas, edificios policiales y plantas de reciclaje de basuras. Aunque también está imputado en el caso, el abogado Gonzalo Trindade Ferreira nunca entró en la cárcel.

En estos tres meses una quinta persona ha sido incorporada a la investigación del caso: el administrador de la farmacéutica Octapharma, Paulo Lalanda Castro, que contrató a Sócrates como consejero hace un par de años, por lo que recibía 12.000 euros mensuales. Sin embargo, en mayo pasado, Sócrates firmó otro contrato por el mismo salario con otra farmacéutica creada por Lalanda y que, según la investigación, servía de tapadera para que Santos le enviara dinero a Sócrates.

Más información