Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa rechaza enviar armas a Kiev para evitar más tensiones con Moscú

La OTAN pone en marcha su mayor refuerzo defensivo desde la Guerra Fría

Poroshenko, rodeado por Merkel y Hollande, este jueves en Kiev. REUTERS-live

Europa respalda a Ucrania en la batalla que libra con Rusia, pero sus líderes se resisten a cruzar la línea roja del envío de armamento. El debate sobre si suministrar o no munición al Ejército ucranio para combatir a los separatistas del Este, armados por Rusia, planeó este jueves en la reunión que los ministros de Defensa de la OTAN celebraron en Bruselas. Los principales países europeos dieron un no rotundo a esta posibilidad, que Estados Unidos sí contempla. Con una significativa excepción: Polonia y los países bálticos, los más desprotegidos frente a la agresión rusa, están ya enviando material militar o piensan hacerlo en el futuro próximo, según fuentes de la Alianza.

El bloque europeo de la OTAN observa con inquietud cómo crece la retórica antioccidental en Rusia, que ha difundido la idea de que ya existen unidades aliadas combatiendo junto al Ejército de Kiev, una situación que la organización político-militar niega categóricamente. Si los países miembros decidieran de forma mayoritaria armar a Ucrania, Putin encontraría el argumento definitivo para demostrar esa supuesta participación occidental en el conflicto. Y cuando se ensaya la vía diplomática para rebajar la tensión, los aliados recelan de enviar esas señales hostiles.

“Francia no entra en el debate sobre el suministro de armas a Ucrania”, zanjó desde París el presidente francés, François Hollande. Los mensajes fueron similares en la sede de la OTAN. “Más armas en esta zona no nos acercarán a la solución y no acabarán con el sufrimiento de la población”, aseguró la ministra alemana, Ursula von der Leyen. Su homóloga holandesa, Jeanine Hennis-Plasschaert, señaló que la mayoría de los aliados “y en particular Holanda insistirán en el apoyo a Ucrania con armas no letales”. La OTAN ya asesora al Ejército ucranio con expertos y envía material, pero no armamento.

Polonia ya resolvió por su cuenta suministrar material bélico a su vecino

Para evitar una mayor escalada con Rusia, la OTAN trata de desvincularse de este debate aduciendo que, en cualquier caso, el envío de material es una decisión de cada Estado. EE UU se pronunciará “en breve”, según avanzó este jueves el secretario de Estado John Kerry en Kiev. El presidente Barack Obama “estudia diferentes variantes, entre las cuales figura la posibilidad de suministrar armamento defensivo y sistemas a Ucrania”, señaló Kerry, que añadió que será “muy importante” la reunión que celebre Obama con la canciller alemana Angela Merkel el lunes próximo en Washington.

Polonia ya ha donado a Ucrania material militar y este jueves comunicó a sus socios que suministrará más, según las fuentes aliadas consultadas. También Lituania está enviando equipos.

Sin decisiones sobre el envío de armas, la OTAN adoptó medidas que suponen “el mayor refuerzo de la defensa colectiva desde el final de la Guerra Fría”, en palabras de su secretario general, Jens Stoltenberg. La principal herramienta para reforzar la organización en el Este: crear una fuerza de acción inmediata y el establecimiento de seis unidades de 30-40 militares en seis países del Este. Todo un reto para una organización que había olvidado la tensión con su vecino ruso.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información