La Comisión Europea reitera que quiere “democratizar” la troika

Juncker se reunirá el miércoles con el primer ministro griego, Alexis Tsipras

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.EFE

La ruptura de la troika está sobre la mesa. Y formará parte de las negociaciones entre el nuevo Ejecutivo heleno y la UE. La Comisión Europea ha anunciado este lunes que su presidente, Jean-Claude Juncker, se reunirá el miércoles con el primer ministro griego, Alexis Tsipras, para escuchar sus propuestas. Tanto Tsipras como el brazo Ejecutivo de la Unión confían en “un acuerdo rápido” que beneficie tanto a Grecia como a la Unión.

Más información
Bruselas se plantea disolver la troika como concesión al Gobierno griego
Alemania se opone a la idea de la Comisión de acabar con la troika
Grecia rechaza cooperar con la troika y pedir una prórroga del rescate

Tras unos días de gran tensión después de que Atenas anunciara que no quiere una extensión del rescate, Bruselas deja claro que se puede negociar, que hay margen para ello y que lo primero es escuchar a Tsipras para lograr un acercamiento en “asuntos específicos vinculados a un acuerdo global”, según un portavoz de Juncker. Grecia quiere acabar con la troika y una quita de la deuda. Bruselas propone un escenario diferente: una reestructuración de los plazos y de los intereses de la deuda, y buscar alguna fórmula para desmantelar la troika. Sobre este último extremo, adelantado el domingo por este diario, la Comisión avanzó que no se pronunciará antes de la reunión del miércoles, pero reiteró un mensaje lanzado por Juncker ante el Parlamento Europeo el pasado julio: “En el futuro habría que reemplazar la troika por una estructura dotada de mayor legitimidad democrática”.

Las propuestas de Bruselas dependerán, en última instancia, del acuerdo “unánime” de los Diecinueve países del euro. Berlín, en su papel más ortodoxo, ha avanzado este lunes que se opone a la idea de la Comisión de desmantelar la troika, aunque se aviene a “reformar” los mecanismos de esa terna formada por Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional. Bruselas, reacia a especular sobre este tema, ha insistido en que el objetivo es escuchar los planes de Tsipras y “mantener una conversación constructiva” para determinar los próximos pasos.

En el futuro habría que reemplazar la troika por una estructura dotada de mayor legitimidad democrática Jean-Claude Juncker en el Parlamento Europeo el pasado julio

El tiempo apremia: Juncker y Tsipras se verán el miércoles por la mañana, pero el próximo 28 de febrero vence el plazo de rescate para Grecia, por lo que el horizonte debería estar despejado para entonces. Además, el lunes que viene se llevará a cabo el voto de confianza del Parlamento heleno al nuevo Gobierno griego y el 12 de febrero tendrá lugar la primera cumbre en Bruselas de Tsipras.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Juncker ha evitado responder a una pregunta directa sobre Grecia en una rueda deprensa ofrecida poco después junto a la presidenta de Suiza, Simonetta Sommaruga. El presidente de la Comisión sigue enseñando así un deliberado perfil bajo, a la espera de que Grecia mueva ficha. Su equipo prepara propuestas para buscar una solución de compromiso entre Grecia y los socios europeos después del arranque en tromba del Gobierno de Syriza, que ha suavizado el tono tras una semana inicial destionada a marcar territorio de cara a las negociaciones.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS