Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Angela Merkel descarta una quita de la deuda de Grecia

"Los que conocen detalles del financiamiento de la deuda griega saben que hasta el año 2020 no hay problemas", dice el ministro alemán Wolfgang Schäuble

El ministro Schauble interviene junto a Merkel, el pasado 29 de enero.
El ministro Schauble interviene junto a Merkel, el pasado 29 de enero. Bloomberg

Casi una semana después de la victoria electoral de Syriza en Grecia y que llevó al poder a Alexis Tsipras, la canciller alemana, Angela Merkel y su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, descartaron una quita de la deuda de Grecia y advirtieron que el nuevo Gobierno debía respetar los compromisos adquiridos en el pasado. En sendas entrevistas publicadas el sábado en los periódicos Hamburger Abendblatt y Die Welt, Merkel y Schäuble volvieron a adoptar una línea dura con el nuevo gobierno izquierdista de Grecia y dejaron saber que Berlín no está dispuesto a flexibilizar la posición que ha defendido en los últimos años.

“Ya ha habido una renuncia voluntaria por parte de los acreedores privados. Grecia ya ha estado exenta de pagar miles de millones y no preveo una nueva quita”, dijo la canciller al periódico Hamburger Abendblatt. “Europa seguirá mostrando solidaridad con Grecia, como con otros países especialmente afectados por la crisis, si estos países se comprometen a hacer sus propias reformas y esfuerzos de ahorro”, añadió la canciller en una declaración que encierra un gesto de buena voluntad pero también amenazas.

En términos parecidos se expresó el ministro Schäuble desde las páginas de Die Welt. “Si yo fuera un político griego responsable no apoyaría ningún debate sobre una quita de la deuda. Los que conocen detalles del financiamiento de la deuda griega saben que hasta el año 2020 no hay problemas”.

A pesar de las advertencias, tanto Merkel como su ministro de Finanzas señalaron que tanto Alemania como otros países están dispuestos a escuchar las propuestas que pueda hacer Atenas. Sin embargo, la canciller recordó que la Union Europea seguirá defendiendo su política de reformas destinado a llevar orden en las finanzas públicas, pero también destacó que el objetivo de su política era que Grecia siga siendo un miembro permanente de la comunidad del euro.

“Con ese fin, Grecia y los socios europeos hacen su aportación. Aparte de eso, ahora estoy esperando a ver que conceptos presentará el gobierno griego”, dijo Merkel. Mientras llega la respuesta, el Gobierno alemán dejó saber que no excluye apoyar un nuevo paquete de ayuda para Atenas, siempre y cuando Tsipras acepte proseguir con las reformas impuestas por Bruselas y se someta a la vigilancia de la troika (Banco Central Europeo, FMI y Comisión Europea). El paquete de ayuda, según la revista Der Spiegel podría tener un volumen de unos 20.000 millones de euros.