VOLKAN BOZKIR | Ministro turco para Asuntos de la UE

“No podemos controlar a todos los yihadistas europeos”

Bozkir visita a España como negociador jefe para la adhesión de su país a la UE

Volkan Bozkir, este miércoles en Madrid.
Volkan Bozkir, este miércoles en Madrid.Samuel Sánchez

Asegura que es un técnico reconvertido en político, pero, tras casi cuatro décadas de carrera diplomática, el ministro turco para Asuntos de la UE, Volkan Bozkir, de 64 años, no ha logrado desprenderse de su apariencia de burócrata de Ankara, a pesar de haber sido elegido diputado por Estambul en 2011 en las listas del gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, en sus siglas en turco, islamista moderado).

En su primera visita a España como negociador jefe para la adhesión de su país a la UE, Bozkir celebra que las encuestas muestren de nuevo el interés de los turcos por el proyecto europeo: “Los últimos sondeos reflejan que un 71% de los ciudadanos apoya la incorporación a la UE, frente al 51% que lo hacía en 2013”. Pero, desde sectores laicos y liberales turcos, se achaca este auge al apoyo a la UE al presunto temor a la deriva autoritaria de su partido, fundado por el actual presidente, Recep Tayyip Erdogan.

Más información
Erdogan da un paso más hacia el presidencialismo
Erdogan ahonda su deriva autoritaria y aleja Turquía de los valores de la UE
Erdogan acusa a Occidente de hipocresía y racismo

“Turquía es un país democrático”, replica el titular de la cartera comunitaria. “Hemos tenido elecciones sucesivas con una alta participación, del 90%. De los 44 millones de votantes, el AKP ha ganado el apoyo de 22 millones, el 51%. Es el mejor ejemplo de que somos una democracia y no un régimen autoritario”.

El ministro turco muestra una lista con el número de medios de comunicación existentes en su país. “Las críticas al Gobierno son constantes, con duras caricaturas del presidente Erdogan… No se puede encontrar un nivel de prensa superior en otros países europeos”, asegura Bozkir.

A pesar del bloqueo de las negociaciones para su ingreso en la UE, Ankara logró abrir en 2014 un nuevo capítulo negociador (Desarrollo Regional) tras casi cinco años de parálisis —“desde la presidencia española de la Unión en 2010”, matiza—. En 2006 se produjo el veto franco-alemán a las negociaciones tras la negativa de Ankara a aceptar a los buques y aeronaves de la República de Chipre en su territorio, a causa del contencioso por la partición de la isla tras la invasión militar turca en 1974. Turquía sólo ha podido abrir 14 capítulos, de los 33 previstos. “En dos meses podríamos abrir cualquier nuevo capítulo y en dos años podríamos cerrarlos todos, puesto que ya hemos avanzado por nuestra cuenta en las reformas legislativas. Si la UE hace un análisis correcto, no se permitirá el lujo de decir no a Turquía”, considera Bozkir.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Turquía es una democracia, y no un régimen autoritario”, dice

También reconoce que en la vecina Siria luchan Hezbolá, Al Qaeda y el Estado Islámico contra el régimen de Bachar el Asad: “Siria se ha convertido en un laboratorio del terrorismo para practicar nuevos métodos de terror y de asesinato de civiles”.

“Es cierto que han llegado yihadistas a Siria a través de Turquía, pero las acusaciones de que Turquía les ha ayudado no son verdad”. El diplomático muestra en su móvil un gráfico de la revista Time que recoge la procedencia de yihadistas desde los distintos países europeos. “A Turquía llegan cada año 30 millones de turistas, no podemos controlarlos a todos para ver si son terroristas yihadistas o no. Ha habido un problema a la hora de compartir información, pero desde hace seis meses hemos comenzado a recibir datos de países de la UE. Hemos interrogado a 7.000 ciudadanos europeos que figuran en las listas que nos han facilitado y hemos rechazado a otros 1.900 en nuestras fronteras. Si contamos con los medios necesarios —coordinación estrecha antiterrorista y datos de inteligencia compartidos— podremos mejorar los resultados”.

Sobre la firma

Juan Carlos Sanz

Es el corresponsal para el Magreb. Antes lo fue en Jerusalén durante siete años y, previamente, ejerció como jefe de Internacional. En 20 años como enviado de EL PAÍS ha cubierto conflictos en los Balcanes, Irak y Turquía, entre otros destinos. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Zaragoza y máster en Periodismo por la Autónoma de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS