Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Emiratos Árabes da un nuevo espaldarazo al presidente egipcio

El Sisi busca la inversión privada durante un viaje oficial a Abu Dhabi

El jeque Mohamed Bin Rashid al Maktum da la bienvenida al presidente Abdul Fattah el Sisi. Ampliar foto
El jeque Mohamed Bin Rashid al Maktum da la bienvenida al presidente Abdul Fattah el Sisi. AFP

El presidente egipcio, Abdul Fattah el Sisi, ha sido recibido con todos los honores en Emiratos Árabes Unidos, el país que junto a Arabia Saudí, apoyó su acceso al poder tras el golpe de Estado que derribó al islamista Mohamed Morsi. El Sisi, que ha participado este lunes en la inauguración de la octava Cumbre Mundial de la Energía del Futuro, se reunió anoche poco después de su llegada a Abu Dhabi con empresarios emiratíes y egipcios residentes en Emiratos para pedirles que inviertan en Egipto y les prometió un marco legal más transparente.

“Les damos la bienvenida a Egipto y les facilitaremos la atmósfera de inversión adecuada. Hay verdaderas oportunidades”, manifestó El Sisi antes de reconocer que el Gobierno egipcio por sí sólo no puede cubrir las ambiciones económicas de su país.

El general convertido en presidente también aseguró que se han eliminado las barreras anteriores a la inversión extranjera como la corrupción y las licencias previas. Además, prometió que su Gobierno está trabajando en una ley unificada de inversiones que espera tener lista antes de la gran conferencia económica prevista para marzo.

Para Emiratos, un Egipto fuerte y estable resulta vital para la estabilidad y peso de la región

La visita de dos días, que acaba hoy, ha sido una oportunidad para que Egipto exprese su agradecimiento por el apoyo de Emiratos, según dijo a la prensa el portavoz presidencial, Alaa Yusef. Tal como recuerda un editorial del diario emiratí The Gulf Today, EAU ha facilitado a El Cairo 10.000 millones de dólares de ayuda, 2.000 de ellos en forma de depósito sin intereses en el Banco Central para ayudar a estabilizar la libra egipcia y los restantes 8.000 en forma de préstamos blandos para garantizar el abastecimiento de combustibles y financiar proyectos de viviendas, salud, educación, transporte y otras infraestructuras.

De acuerdo con ese rotativo, que como es habitual aquí refleja la postura oficial, Al Sisi ha emergido como la figura política “más popular” de Egipto, donde muchos lo ven como un líder fuerte que ha sido capaz de restaurar la estabilidad después del caos desatado por la revuelta de 2011 que derribó a Hosni Mubarak.

Con 80 millones de habitantes, Egipto es el país más poblado del mundo árabe y siempre ha tenido una especial influencia política y estratégica entre sus vecinos. Para Emiratos, un Egipto fuerte y estable resulta vital para la estabilidad y peso de la región. De ahí que el gobernante Dubái y vicepresidente de EAU, haya dicho que “apoyar a Egipto en esta etapa es un servicio a todo el mundo árabe”.

Compartimos la misma idea de que el terrorismo es una amenaza para las naciones”, ha declarado El Sisi

Abu Dhabi estuvo entre los primeros Gobiernos que felicitaron al país del Nilo tras la intervención del Ejército para desalojar a Morsi. Al igual que Riad, desconfió de la primavera árabe y el impulso que dio a los islamistas. Emiratíes y saudíes siempre han visto como una amenaza la ideología de los Hermanos Musulmanes, que llegó a sus países de la mano de profesores e ingenieros egipcios huyendo de la persecución de Náser entre los años cincuenta y sesenta del siglo pasado.

Compartimos la misma idea de que el terrorismo es una amenaza para las naciones, la reputación del islam tolerante y todo el mundo”, ha declarado El Sisi a la televisión de Abu Dhabi.

Esta ha sido su primera visita oficial a Emiratos como presidente. El año pasado, poco antes de su elección, estuvo en Abu Dhabi en su calidad de jefe del Estado Mayor para clausurar los ejercicios militares conjuntos entre los dos países.