Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prohibida una protesta xenófoba en Dresde por amenaza terrorista

La policía ha cancelado los actos al aire libre tras detectar un riesgo para la seguridad

Manifestación de Pegida en Dresde el pasado 12 de enero.
Manifestación de Pegida en Dresde el pasado 12 de enero. AFP

Dresde, la capital del Estado federado de Sajonia se ha convertido en la primera ciudad alemana víctima del chantaje del terrorismo islámico, al anunciar la policía la prohibición de todo tipo de manifestaciones al aire libre a causa del inminente peligro de un ataque terrorista contra Lutz Bachmann, el líder del movimiento xenófobo Pegida, que cada semana se manifiesta contra la supuesta islamización de Alemania.

“La policía en Dresde ha recibido informaciones sobre una amenaza concreta en contra de las manifestaciones semanales de Pegida”, señala un comunicado de la policía, que admite que recibió información de la Policía Federal Criminal. “Asesinos han sido invitados a que se mezclen entre los manifestantes de Pegida y acaben con la vida de uno de sus líderes”, añade el comunicado.

La inédita prohibición dictada por la policía de Dresde se produce 24 horas después de que las autoridades federales señalaran que existía un inminente peligro de que terroristas islámicos llevaran a cabo atentados en las estaciones centrales de ferrocarriles en Berlín y Dresde. “Existe un peligro concreto”, advirtió el director de la policía, Dieter Kroll.

“Lamentablemente nos hemos visto forzados a cancelar nuestra manifestación para evitar daños colaterales” señaló Pegida, en un comunicado publicado en Facebook donde también denuncian que la medida adoptada por la policía de la ciudad representa una grave violación a la libertad de expresión.

Pero Pegida, que logró reunir a más de 25.000 personas el lunes pasado en la capital de Sajonia, se inclinó ante la orden dictada por la policía y señaló que por “razones de seguridad” se había visto obligada a suspender la manifestación convocada para este lunes. “Una amenaza abstracta, según el lenguaje de la policía, ha sido calificada como una amenaza concreta de asesinato contra uno de nuestros líderes”, señala la organización.

La decisión adoptada por la policía de Dresde enfrentó al país a una nueva realidad que puede influir radicalmente en el comportamiento de la sociedad germana con respecto a la amenaza del terrorismo islámico.

La radical medida también afecta a un vasto movimiento en contra de Pegida que está echando raíces en varias ciudades importantes. A pesar de la prohibición que afecta a Dresde, la rama bávara de Pegida saldrá este lunes a las calles en varias ciudades de Baviera para solidarizarse con el movimiento que nació hace tres meses en Dresde y también para enviar su discutido mensaje al país: el islam no pertenece a Alemania.

Más información