Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bélgica descarta el vínculo con la red yihadista de los detenidos en Grecia

La policía arrestó en Atenas a cuatro personas por su supuesta relación con el terrorismo

Soldados belgas patrullan en Bruselas.
Soldados belgas patrullan en Bruselas. REUTERS

La Fiscalía federal belga ha descartado este domingo que las personas arrestadas en Atenas el sábado estén implicadas en la supuesta célula yihadista que pretendía atentar de forma inminente contra la policía y que fue desmantelada esta pasada semana en Bélgica.

"Hemos verificado una serie de elementos con las autoridades griegas y se asevera que estas personas no están implicadas en el asunto que nos ocupa", ha indicado Eric Van Der Sypt, portavoz de la Fiscalía. Una fuente policial griega ha confirmado que entre los arrestados no se ha identificado "a nadie relacionado" con la red islamista que preparaba ataques en Bélgica. 

La prensa belga había apuntado este sábado a que la célula islamista era coordinada desde Grecia por un excombatiente yihadista retornado de Siria. En la tarde del sábado, la policía griega llevó a cabo hasta cuatro arrestos de personas que podían estar relacionadas con el caso, aunque no se determinó si ese presunto jefe de la red yihadista belga figuraba entre ellos. Dos de los detenidos ya han sido puestos en libertad.

La policía griega tomó pruebas de material genético y huellas dactilares a fin de enviarlas a Bruselas para una posible identificación del supuesto cerebro de la trama. Se trataría de Abdelhamid Abaaoud, un hombre belga de 27 años, de origen magrebí y residente en Grecia. También conocido como Abu Omar Sussi residiría en el país heleno tras haber luchado en Siria como combatiente del Estado Islámico.

Preguntada sobre Abbaoud, la Fiscalía belga no ha querido ni confirmar ni desmentir el presunto papel de cabecilla de la red de este hombre.

Medios belgas publicaron el sábado que el sospechoso de dirigir la célula terrorista habría mantenido contactos telefónicos con el hermano -en prisión- de uno de los dos supuestos terroristas que fallecieron en Verviers tras intercambiar disparos con la policía en la operación antiterrorista hecha por las fuerzas de seguridad belgas el pasado jueves.

Según la cadena flamenca VTM, la Policía estaba al tanto de los contactos telefónicos entre un interno en la prisión de Lantin (este) y de un hombre que había regresado de combatir en Siria y se habría establecido actualmente en Grecia, aunque otros medios indican que podría encontrarse también en Turquía. Además, el preso mantenía igualmente contactos regulares con su hermano, muerto en Verviers.

La Fiscalía informó el viernes de que había presentado cargos contra cinco de los 13 detenidos en la operación antiterrorista. De esas cinco personas, tres se han presentado ya ante un juez de instrucción y son sospechosas de haber participado en actividades de una organización terrorista, confirmó a Efe Eric Van Der Sypt, portavoz de la Fiscalía federal.

Dos de los cinco acusados han quedado en libertad condicional, mientras que otras dos personas, que formarían parte del grupo de presuntos terroristas que estaban en Verviers, fueron detenidas en Francia cuando intentaban llegar a Italia.