Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Piratas informáticos atacan la red del Ejército de EE UU

Los mensajes alojados en la cuenta de Twitter del Comando Central estadounidense defienden que el Estado Islámico está detrás del ataque, información no confirmada

La cuenta del Mando Central tras ser atacada.
La cuenta del Mando Central tras ser atacada.

Las páginas privadas del Ejército estadounidense en Twitter y YouTube fueron infiltradas este lunes por piratas informáticos que alegaron haber actuado bajo las directrices del Estado Islámico. Los hackers han accedido a las cuentas del Mando Central Militar de EE UU (@centcom) y publicado varios mensajes con información sensible, según ha reconocido el Pentágono.

Defensa ha explicado en un comunicado que la seguridad de las dos páginas estuvo "comprometida" durante cerca de 30 minutos por lo que definen como un acto de "vandalismo cibernético". La información publicada, aseguran, está alojada en servidores comerciales que no pertenecen al Departamento de Estado y cuya conexión ha sido interrumpida temporalmente mientras las autoridades investigan lo sucedido.

"Las redes del Alto Mando militar no han sido infiltradas y no hay ningún tipo de impacto en sus operaciones", afirma el comunicado. Defensa asegura además que no se ha publicado ningún tipo de información clasificada y ni que haya estado previamente alojada en los servidores del Pentágono o en sus cuentas de redes sociales. La cuenta @centcom aparece en estos momentos como "suspendida" y no se puede consultar ninguno de sus mensajes.

Horas después de conocerse el ataque, el FBI anunció que ha abierto una investigación junto con el Departamento de Defensa para determinar "la naturaleza y el alcance del incidente". La Casa Blanca defendió, en palabras de su portavoz, Josh Earnest, que hay una diferencia "significativa" cuando se trata de un robo de una cantidad importante de datos en comparación con el robo de una contraseña de Twitter. "Todavía estamos examinando la gravedad del incidente", afirmó Earnest tras conocerse la infiltración.

Entre las publicaciones supuestamente enviadas por los hackers se encuentran listas de supuestos miembros del Ejército de EE UU, con datos personales, así como gráficos supuestamente obtenidos de las redes del Pentágono con mapas de Corea del Norte y China. "Soldados americanos, vamos a por vosotros", decía un mensaje. En otro, el texto aseguraba "El ‘EI’ ya está aquí, estamos en vuestros ordenadores, en todas las bases militares".

A pesar de que los piratas informáticos accedieran a estas dos cuentas, no se habrían incautado de información clasificada ni los datos publicados están considerados como tal. El funcionamiento del resto de cuentas correspondientes al Mando Central del Ejército, así como su página web, sigue siendo normal.

Los hackers sí habían conseguido cambiar las imágenes del perfil de la cuenta @centcom, modificando su identificación por una de una persona con el rostro cubierto y la bandera empleada por el Estado Islámico (EI) con la frase "I love you ISIS" ("Te quiero ISIS", nombre en inglés del Estado islámico de Irak y Levante). Twitter asegura que ha recibido una petición del Pentágono para responder a este problema de seguridad y que ambos trabajan de manera conjunta para resolverlo.

En uno de los primeros mensajes publicados se leía "En el nombre de Alá, el más clemente, el más misericordioso, el CiberCalifato continúa su CiberYihad". Sin embargo, todavía no existe confirmación oficial de que la organización que el año pasado llevó a EE UU a liderar una coalición internacional para impedir su avance en Siria e Irak.

La cuenta @centcom corresponde al Mando Central estadounidense, uno de los nueve comandos unificados del Ejército y el que cubre las operaciones en Afganistán, Yemen, Siria o Irak. En los últimos meses, cualquier usuario ha podido seguir a través de Twitter, por ejemplo, el resultado de las diferentes actuaciones de EE UU contra el Estado Islámico. El Gobierno de EE UU emplea las redes sociales para informar a diario a sus ciudadanos de sus labores en el extranjero, el avance de sus operaciones o la agenda de sus funcionarios.