Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Indonesia afirma que el mal tiempo desencadenó el accidente de Air Asia

La agencia meteorológica cree que se formó hielo en los motores

Los responsables indonesios de la búsqueda del avión informan sobre la misma.

La Agencia de Meteorología, Climatología y Geofísica de Indonesia (BMKG, en sus siglas en indonesio) considera que las malas condiciones meteorológicas fueron el "desencadenante" del siniestro del Airbus A320 de Air Asia que se estrelló el 28 de diciembre en el mar de Java con 162 personas a bordo. Un informe publicado el sábado en indonesio señala que "sobre la base de los datos disponibles sobre la última localización del avión, la meteorología fue probablemente el factor desencadenante del accidente", señala el informe según la traducción de France Presse. Se han recuperado ya 34 cuerpos pero también el mal tiempo está complicando las labores para determinar si los cinco objetos localizados en el lecho marino corresponden al avión siniestrado.

El texto de la BMKG añade que se pudo producir un proceso de congelación por el que se formó hielo en los motores, si bien se trata solo de hipótesis a falta de conocer los datos de las cajas negras. La autoridad señalada por la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI), organismo de Naciones Unidas, para investigar los accidentes aéreos en Indonesia es el Comité Nacional de Seguridad en el Transporte, que aún no ha publicado ningún informe. Una fuente anónima de la investigación citada por la agencia Reuters aseguró que los datos del radar indican que el aparato llevó a cabo “un ascenso increíblemente escarpado, más allá de los límites” que puede aguantar el Airbus A320.

La agencia meteorológica indonesia asegura que la documentación proporcionada por ella misma para el vuelo QZ-8501 (que según las autoridades del país violó los permisos para volar, ya que carecía del necesario para volar el domingo) "muestra condiciones meteorológicas bastante inquietantes para el avión en el nivel de crucero para la ruta elegida". El informe refiere que, como ya se sabía, había solicitado a los controladores un desvío de la ruta programada y un ascenso de los 32.000 a los 38.000 pies (de 9.800 metros a 11.600) para sortear una zona de tormenta.

Asimismo el informe de la agencia meteorológica señala que "el análisis inicial muestra que el avión pudo haber entrado en una gran nube y refiere "incidentes similares" ocurridos anteriormente: el 16 de enero de 2002 un Boeing 737 de la compañía Garuda Indonesia sufrió la parada de ambos motores cuando trataba de sortear una tormenta. El 1 de enero de 2007 un vuelo de Adam Air de  Surabay a Manado se estrelló con 102 personas tras resultar dañado el sistema de Referencia Inercial (IRS) de ayuda a la navegación debido al mal tiempo. Seis días antes del siniestro del vuelo de Air Asia, el 22 de diciembre, un Airbus A330 de Singapore Airlines que volaba de Osaka a Singapur sufrió severas turbulencias que le llevaron a perder 300 pies de altitud (90 metros). Resultaron heridas 14 de las 281 personas a bordo, según la base de datos de The Aviation Herald. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información