Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU condena la “falta de respeto” de Cuba por los derechos humanos

Washington critica la detención de activistas y asegura que el tema de derechos humanos está en lo más alto de su agenda con La Habana, pero mantiene su intención de normalizar las relaciones diplomáticas

Plaza de la Revolución de La Habana, cita de la frustrada "performance"rn
Plaza de la Revolución de La Habana, cita de la frustrada "performance" EFE

Estados Unidos ha manifestado su “profunda preocupación” por el arresto el martes en Cuba de varias decenas de periodistas y activistas opositores que iban a participar en una performance crítica con el gobierno de Raúl Castro organizada por la artista Tania Bruguera, también detenida. El episodio, aunque “condenable”, no revertirá sin embargo la decisión del presidente Barack Obama de iniciar la normalización de relaciones diplomáticas.

“Condenamos en duros términos el constante acoso del gobierno cubano y su repetido uso de las detenciones arbitrarias, en ocasiones con violencia, para silenciar las críticas, perturbar reuniones pacíficas y la libertad de expresión e intimidar a los ciudadanos”, ha señalado el Departamento de Estado norteamericano en un comunicado.

La reacción ha llegado varias horas después del suceso y cuando ya habían empezado a ser liberados algunos de los detenidos, en una muestra de la cautela de Washington ante un episodio que podría fácilmente hacer descarrilar su decisión de restablecer relaciones tras más de medio siglo de aislamiento.

De hecho, la oleada de detenciones, que entre otros afectó al periodista Reinaldo Escobar, editor jefe del diario independiente en línea 14ymedio y esposo de la también periodista Yoani Sánchez, fue rápidamente utilizada por los que se oponen en EE UU al cambio de política de Obama, como el senador republicano Marco Rubio.

Este nuevo caso de “represión del régimen de Castro constituye una burla a la nueva política hacia Cuba de Obama”, afirmó Rubio nada más conocerse las detenciones en La Habana. El presidente estadounidense “debería avergonzarse de haber legitimado y empoderado a los Castro”, criticó.

En su respuesta oficial, el Gobierno estadounidense “urge” al de La Habana a “poner fin a sus prácticas de reprimir libertades internacionalmente protegidas” y lo insta a “respetar los derechos humanos universales” de sus ciudadanos.

Con la vista puesta en el anuncio de Raúl Castro de que en abril participará por primera vez en la Cumbre de las Américas que reunirá a todos los jefes de Estado de la región, el Departamento de Estado le recuerda además que la “falta de respeto” de La Habana a estos derechos es “inconsistente con las normas y compromisos hemisféricos”.

Pese a todo, Washington ha dejado claro que este episodio no va a interrumpir el proceso de acercamiento a La Habana.

“Como parte del proceso de normalización de las relaciones diplomáticas, EE UU seguirá presionando al Gobierno cubano para que cumpla sus obligaciones internacionales y respete el derecho de los cubanos a reunirse de forma pacífica y manifestar sus ideas y opiniones”, señala al respecto.

De las cuatro decenas activistas de derechos humanos y periodistas independientes detenidos en La Habana la víspera, al menos 17 continuaban este miércoles tras las rejas, según la Comisión Cubana por los Derechos Humanos y la Reconciliación (CCDHR), una organización no gubernamental que opera en la isla sin autorización expresa de las autoridades.

“Esta ha sido una oleada de detenciones arbitrarias de carácter preventivo para abortar la convocatoria que se había hecho. Todavía permanecen muchos bajo detención y eso agrava las cosas. Hubo también violencia policial en algunos casos”, ha declarado el presidente de la CCDHR, Elizardo Sánchez, a EL PAÍS este miércoles.

“Ellos pretendían ejercer la libertad de expresión y de reunión pacífica. Pero como el Gobierno de Cuba continúa criminalizando el ejercicio de los derechos civiles, para el Gobierno esto fue una acción delictiva”, ha lamentado.

Entre los que seguían arrestados se encuentra la artista plástica Tania Bruguera, la responsable de la performance en la Plaza de la Revolución que provocó las detenciones. Su plan era abrir un micrófono a los ciudadanos asistentes para que expresaran sus ideas acerca de Cuba y su futuro, a partir del restablecimiento de relaciones con EE UU.

Bruguera fue detenida a las 10:00 de la mañana del mismo día, según informó su hermana, Deborah Bruguera, a través de un comunicado. “Después de una jornada sin saber absolutamente nada sobre el destino de mi hermana, sin poder comunicarme a los teléfonos habituales por estar bloqueados, por no recibir información oficial por parte del Gobierno sobre su persona, fuentes confiables en La Habana me han confirmado que Tania ha sido detenida en su residencia”, señala la nota.

Junto a ella continúan retenidos en distintas prisiones de la capital cubana el director del proyecto Estado de Sats, Antonio Rodiles, el periodista independiente Eliécer Ávila, el fotógrafo Claudio Fuentes, y los activistas disidentes Eva Blanca Vaquero, Víctor González, Boris González, Luis Tráfaga, Camilo Ernesto Olivera, Ada López Camino, Omar Sayut, Miguel Borroso, Yaneisi Herrera, Ariosbel Castillo. Carlos Manuel Hernández y Vicente Coll.

Más información