Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Italia anuncia su “inminente” dimisión

Napolitano afirmó desde un primer momento que no cumpliría los siete años de mandato

El presidente de Italia en el Palacio del Quirinal, Roma, en noviembre Ampliar foto
El presidente de Italia en el Palacio del Quirinal, Roma, en noviembre AFP

El presidente de Italia, Giorgio Napolitano, de 89 años, ha dado a entender este martes que se retirará del cargo en 2015, una vez que finalice la presidencia de Italia de la Unión Europea.

"La presidencia de Italia de la Unión Europea finaliza el 13 de enero", ha dicho Napolitano. "La continuidad institucional es vital. Me comprometo personalmente una vez más a representar y garantizarla durante este periodo", ha declarado ante varios políticos congregados en el palacio del Quirinal en Roma. La presidencia de Italia finaliza formalmente el 31 de diciembre, pero el primer ministro, Matteo Renzi, entregará el testigo al siguiente país, Lituania, el 13 de enero. "El inminente fin de mi mandato presidencial inevitablemente nos lleva a hacer algunas consideraciones sobre el período complejo y problemático por el que está pasando por Italia, Europa y el mundo", aseguró Napolitano en declaraciones recogidas por el diario italiano La Repubblica.

Napolitano, que ha ayudado a garantizar la estabilidad política durante el periodo de mayor agitación, aceptó de mala gana un segundo mandato en la presidencia en 2013 a pesar de su edad, aunque afirmó desde un primer momento que no cumpliría los siete años de presidencia.

Italia elige a su presidente mediante una serie de votaciones en el Parlamento que suelen poner de manifiesto la popularidad del Gobierno, ya que las primeras tres votaciones requieren una mayoría parlamentaria de dos tercios. Aunque los poderes del presidente son limitados, tiene la capacidad de disolver el Parlamento.

Tras la dimisión de Silvio Berlusconi como primer ministro, Napolitano eligió a Mario Monti para ocupar su puesto y le encargó la formación de un Gobierno tecnócrata que resolviera los problemas económicos de Italia.

Más información