Los países nórdicos se quejan a Moscú de sus arriesgadas maniobras aéreas

Suecia y Dinamarca piden explicaciones por un avión escandinavo que tuvo que cambiar de rumbo para no chocar con un aparato ruso

El riesgo de colisión que provocan los aviones militares rusos que se acercan al espacio aéreo de la OTAN sin avisar y sin poder ser identificados alarma a los países nórdicos. Suecia y Dinamarca han convocado a los embajadores rusos destinados en sus países para pedir explicaciones por lo que Estocolmo considera una maniobra arriesgada que obligó el pasado viernes a un avión de la aerolínea SAS que volaba de Copenhague a Poznan (Polonia) a cambiar rápidamente de rumbo para evitar chocar con un aparato militar ruso.

Se trata del primer incidente conocido que implica un riesgo para un vuelo civil. Hasta ahora la OTAN había alertado de la frecuencia con que se producen esas incursiones rusas en espacio aéreo internacional —incluso en el espacio de la Alianza— y del peligro que representan para la aviación civil, pero el único caso concreto del que se había informado con verdadero riesgo de colisión se produjo con un caza noruego a principios de mes. "Nuestra propuesta será muy clara: esto es peligroso y definitivamente inapropiado", aseguró la ministra sueca de Exteriores, Margot Wallstrom, antes de reunirse con sus homólogos europeos en Bruselas. También las autoridades finlandesas han dado órdenes para estudiar estos episodios, que Moscú niega.

La Alianza Atlántica lleva semanas advirtiendo a Rusia del riesgo que entrañan estas prácticas. "No es sólo una cuestión de que haya más vuelos [rusos], sino del modo en que los conducen. No informan de su plan de vuelo, no se comunican con las autoridades que controlan el tráfico aéreo civil y no encienden sus transpondedores [los dispositivos que revelan la posición del aparato]", explicó el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, a preguntas de los periodistas. Stoltenberg admitió "riesgos para el tráfico aéreo civil" y aseguró que la Alianza vigilará para interceptarlos.

Esas incursiones de aviones o buques militares rusos en el espacio internacional, incluso en el de países aliados resultan cada vez más frecuentes. En lo que va de año se han producido más de 400 intervenciones de aviones aliados para interceptar a cazas rusos, un 50% más que en 2013, según datos de la Alianza.

Un portavoz de la organización asegura que Rusia realiza frecuentes ejercicios militares en la zona y que parte de esos movimientos es habitual. Lo que no lo es tanto, precisa, es el notable aumento de esas maniobras en los últimos meses, en pleno periodo de tensión entre Rusia y la OTAN a cuenta de la crisis ucrania. En algunas ocasiones, asegura el portavoz, los cazas rusos se han aproximado "bastante cerca de aviones y barcos aliados".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre la firma

Lucía Abellán

La redactora jefa de Internacional de EL PAÍS ha desarrollado casi toda su carrera profesional en este diario. Comenzó en 1999 en la sección de Economía, donde se especializó en mercado laboral y fiscalidad. Entre 2012 y 2018 fue corresponsal en Bruselas y posteriormente corresponsal diplomática adscrita a la sección de España.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS